HIPNOTERAPIA

Cuerpo

 

 

Para este proceso se necesita conseguir un estado psicológico de conciencia diferente al estado de vigilia y el sueño.

 

Durante el trance hipnótico pueden ocurrir diversos fenómenos: alteraciones de la memoria, mayor susceptibilidad a la sugestión, parálisis, sudoración, etc. Todos estos cambios pueden producirse o desaparecen en estado hipnótico. Varios estudios han demostrado que alrededor del 90% de las personas pueden ser hipnotizadas.

 

Se puede lograr este estado de conciencia relajando el cuerpo, centrándose en la respiración y desplazando la atención hacia el interior. En este trance, el paciente tiene una gran predisposición a la sugestión.

 

El procedimiento para hacer que una persona entre en hipnosis es la repetición directa de una orden con un tono de voz suave y monótona.

 

 

CÓMO SE CONSIGUE UN ESTADO DE HIPNOSIS

- Se debe tener la voluntad de ser hipnotizado.

- Deberá existir una buena relación entre el paciente y el hipnoterapeuta.

- Se necesita realizar la sesión en un lugar cómodo y libre de polución sonora para favorecer la relajación.

 

 

PRECAUCIONES QUE SE DEBEN TOMAR

- No se recomienda someter a hipnosis a pacientes con trastornos de personalidad, problemas psiquiátricos, que padezcan psicosis o personas que estén al borde de una crisis psicológica.

- Durante la hipnosis, el hipnoterapeuta debe tener cuidado con las sugerencias que vayan en contra del código moral y ético del paciente.

- No debería usarse con fines de entretenimiento ni durante espectáculos.

 

 

BENEFICIOS

Se emplea con éxito en numerosos casos como:

- Ayuda y apoyo durante las sesiones de psicoterapia.

- Cirugías y odontología (cuando el paciente es alérgico a la anestesia).

- Control del peso.

- Ayuda a superar las fobias, ansiedad, estrés, bloqueos mentales, recuerdos ocultos o reprimidos, etc.

- Abandono del uso del tabaco, alcohol y en general de otros malos hábitos.

- Control del dolor de cabeza, neuralgia facial, artrosis, quemaduras, y durante el parto.

 

EFECTOS SECUNDARIOS

Durante los muchos experimentos que se han realizado para determinar los efectos secundarios de la hipnoterapia, los pacientes han referido dolor de cabeza, rigidez de cuello, trastornos cognitivos, confusión, vértigo y ansiedad; sin embargo, la mayoría de estos efectos desaparecen a las pocas horas de haber finalizado la sesión.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo