MEDICINA ORTOMOLECULAR

Cuerpo

 

 

La medicina ortomolecular es la prevención del tratamiento de la enfermedad mediante la administración de suplementos nutricionales.

 

El creador de la medicina ortomolecular, el premio Nobel Linus Pauling, acuñó el término en 1968. El objetivo de la medicina ortomolecular no es simplemente eliminar la enfermedad, sino conseguir una salud óptima.

 

El concepto básico de la medicina ortomolecular es que, de acuerdo con la base genética y otros factores, como el ambiente, los niveles de estrés y los niveles de nutrición, las personas tienen necesidades nutricionales particulares; nadie se parece en este aspecto. En consecuencia, lo que produce una enfermedad en una persona provoca buena salud en otra.

 

Muchas enfermedades degenerativas, incluso anomalías mentales, son posiblemente el resultado de desequilibrios bioquímicos. La investigación demuestra que todas las enfermedades deben tratarse en alguna medida con suplementos nutricionales, como vitaminas, aminoácidos, minerales, electrólitos y ácidos grasos.

 

Teóricamente, los alimentos frescos de alta calidad proporcionan todos los nutrientes necesarios para una buena salud. Sin embargo, la depleción de nutrientes en el terreno como resultado del uso excesivo de pesticidas y fertilizantes artificiales y las técnicas de cultivo intensivo ha supuesto un descenso gradual de los niveles de nutrientes en los productos. Por lo tanto, los médicos ortomoleculares recomiendan realizar pruebas de laboratorio para determinar el estado nutricional de forma que puedan corregirse las áreas deficientes con el uso de suplementos.

 

 

BENEFICIOS

Para resumir su filosofía, los practicantes de medicina ortomolecular citan la sentencia de Hipócrates que dice “lo primero es no hacer daño”. Con su política de rectificación de la nutrición primero y después la administración de suplementos como formas principales para tratar la enfermedad, creen que tienen una enorme ventaja sobre los métodos alopáticos como la quimioterapia, la farmacoterapia, la cirugía y la radioterapia, que suponen posibles efectos funestos en el organismo humano. A pesar del hecho de que los suplementos nutricionales en megadosis pueden producir daño, presentan un riesgo potencial mucho menor de toxicidad que los fármacos alopáticos.

 

Los médicos ortomoleculares recomiendan que los pacientes mejoren su estilo de vida y sus hábitos alimentarios para fortalecer los beneficios derivados de los propios suplementos. Muchos de sus «descubrimientos» se han convertido actualmente en un conocimiento más o menos común, como el ejemplo de que la combinación de vitamina C y zinc puede acelerar la eliminación de un virus -especialmente el del resfriado- en varios días.

 

La medicina ortomolecular puede ser beneficiosa para cualquier persona que presente un amplio abanico de síntomas. Algunos síntomas que han sido tratados con medicina ortomolecular son los siguientes:

 

  • Depresión, ansiedad y esquizofrenia.
  • Síndrome de Raynaud, problemas coronarios y aterosclerosis.
  • Trastornos digestivos, síndrome del intestino irritable, enfermedad de Crohn, diverticulosis, obesidad y endometriosis.
  • Síndrome de la fatiga crónica.
  • Toxicidad por metales pesados y enfermedad por radiación.
  • Artrosis y artritis reumatoide.
  • Infertilidad y otros trastornos reproductivos.
  • Presión sanguínea elevada.
  • Asma y otros problemas respiratorios.
  • Eccema y otros trastornos cutáneos.
  • Candidiasis.
  • Cáncer, sida y otros problemas del sistema inmunitario.
  • Defectos del tubo neural en el feto.

 

 

TERAPIA PSIQUIÁTRICA ORTOMOLECULAR

Es el tratamiento de enfermedades de la mente a través de la administración de los nutrientes indicados, mejorando de esta forma la química del cerebro. Se ha demostrado mejoría en enfermedades mentales, incluso la esquizofrenia en la que los propios profesionales alopáticos tienen muy poco éxito.

 

Aquellas personas escépticas respecto a la medicina ortomolecular deben recordar que, cuando se introdujo, el ácido nicotínico produjo la curación de cientos de miles de pacientes con pelagra afectados por psicosis. La vitamina C se ha utilizado con éxito para tratar algunos síndromes mentales, en concreto la depresión.

 

Un sinnúmero de micronutrientes influyen en la función cerebral, entre ellos tenemos:

  • Tiamina.
  • Piridoxina.
  • Ácido fólico.
  • Triptófano.
  • L-ácido glutámico.
  • Cianocobalamina.

 

Los suplementos nutricionales se pueden obtener prácticamente en cualquier parte, incluso en un supermercado. Es recomendable que procedan de un establecimiento especializado y que se garantice que son frescos y con la potencia deseada.

 

PRECAUCIONES

Si se toman de forma incorrecta, los suplementos nutricionales pueden tener un efecto perjudicial para la salud. Es importante seguir las instrucciones de uso y dosificación, y, si existen dudas, es necesario consultar con un médico especializado en nutrición.

 

08/04/2021

 

 

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo