MICROCEFALIA PELIGRO EN LOS RECIÉN NACIDOS

Cuerpo

 

 

¿Qué es la microcefalia?

Es una malformación que muestra la cabeza del recién nacido de un tamaño más pequeño de lo normal. Esta enfermedad se manifiesta en fetos de ambos sexos y uno de los problemas que genera es que los recién nacidos presentan cerebros de menor tamaño, por tanto, pueden no haberse desarrollado satisfactoriamente.

 

Se cree que la microcefalia ocurre durante el embarazo, es decir, el cerebro del bebé no se desarrolla de manera normal dentro del vientre materno, ocasionando que las neuronas dejen de multiplicarse.

La microcefalia es peligrosa pues suele manifestarse sin previo aviso y sin antecedentes de los padres. Se estima que 2 de cada 10000 bebés pueden presentar microcefalia.

 

 

¿Qué problemas puede ocasionar la microcefalia para el recién nacido?

Uno de los peligros más comunes es la aparición de fisuras y tumores cerebrales. También se conoce que la enfermedad puede provocar altas probabilidades de padecer epilepsia.

 

Otros peligros son el desarrollo de una mente fronteriza, donde patrones de comportamiento y desarrollo se ven afectados. La falta de concentración, problemas de equilibrio, malestares en el sistema nervioso, daños en la visión y dificultar para ingerir alimentos, son otros peligros que provoca la microcefalia.

 

Por lo general estos malestares se manifiestan por primera vez durante la infancia.

 

Es importante destacar que, lamentablemente, la mayoría de estos problemas sí llegan a manifestarse en las personas diagnosticadas con esta enfermedad.

 

 

¿Cuáles son las causas de la microcefalia?

Una de las causas suele ser que la madre haya padecido infecciones durante la gestación.

 

La falta de nutrientes también puede ocasionar que el cerebro del feto detenga su desarrollo. Por eso siempre se recomienda a las madres gestantes consumir una dieta balanceada y guardar reposo durante la etapa de embarazo.

 

 

IMPORTANTE

En el presente se estima que las madres contagiadas del virus del Zika tienen altas probabilidades de concebir bebés que padezcan de microcefalia. Aún se desconoce cuál es la relación exacta entre el Zika y la microcefalia, pero sin duda un mayor entendimiento del virus podría proporcionarnos las soluciones necesarias para la enfermedad.

 

 

¿Cómo puede tratarse la microcefalia?

Si bien el diagnóstico puede realizarse tan pronto como el bebé nace, el proceso de tratamiento requiere de un arduo y extenso período. Esto se debe a que la microcefalia es, en el presente, una condición que se padece de por vida y se desconocen curas específicas para tratarla y solucionarla.

 

Por lo general, uno de los primeros pasos es someter al recién nacido a una serie de chequeos mensuales para determinar si el cerebro sigue dañándose luego del nacimiento.

 

En cuanto a los problemas de comportamiento, lenguaje, ingesta de alimentos y equilibrio, se recomienda acudir a terapias diseñadas especialmente para regular conductas y mejorar hábitos.

 

No se tienen cifras exactas de cuántas personas alcanzan a mejorar sus niveles de comunicación y movimiento debido a que la microcefalia puede ser más severa en ciertas personas que en otras.

 

Lo importante es incentivar a los pacientes que llevan este tipo de terapias a mantener la esperanza de conseguir resultados óptimos.

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo