NOTISALUD

Cuerpo

 

 

En la actualidad, la prueba que se utiliza para detectar el cáncer de mama es la mamografía, que según los protocolos médicos, debería realizarse a partir de los 40 años de edad; sin embargo, el cáncer de mama también se presenta en mujeres menores de 40 años.

 

Un grupo de estudiantes mexicanos ha creado Thermy, una prueba termográfica que detecta el cáncer de mama midiendo la temperatura corporal a través de un software de inteligencia artificial. Hasta ahora ha tenido una precisión del 95%, un porcentaje superior al de la mamografía tradicional; además, es indolora, no es invasiva y no usa radiación.

 

Estos estudiantes desarrollaron esta prueba a través de un proyecto de tesis, y al recibir muy buenos comentarios de sus asesores de tesis, decidieron presentarlo a un concurso de la marca Avon que apoya las iniciativas contra el cáncer de mama. Ganaron el concurso y obtuvieron los fondos necesarios para constituir su empresa.

 

Jan Andrei Merino, ingeniero biónico del Instituto Politécnico Nacional de México y uno de los creados de Thermy, comentó que ésta no es una idea original, sino que se ha estudiado desde los años 80, pero en esa época no existía la tecnología necesaria para hacerla realidad.

 

Este dispositivo podría ser una solución para la prevención del cáncer en mujeres jóvenes, y su efectividad en la detección, como ya se dijo es del 95%, a diferencia de la mamografía que tiene una precisión de entre el 80 y el 90 %.

 

¿Cómo funciona Thermy?

"Thermy es un estudio complementario que analiza el calor del cuerpo a través de inteligencia artificial para encontrar anormalidades que representen sospecha de cáncer de mama. Tomamos una fotografía del pecho de la paciente con una cámara especial, y nuestro software hace el resto. El resultado se analiza luego por un especialista", explicó el científico mexicano.

 

La prueba se realiza a una distancia de 1.5 metros y logra detectar las células cancerígenas con efectividad. Esta prueba diagnóstica ya está avalada por la Secretaría de Salud de México.

 

Sus principales ventajas con respecto a la mamografía convencional es que no es invasiva —ya que no hay contacto con la persona—, es indolora y totalmente segura porque no se utiliza radiación. Esto permite realizar la prueba más de una vez al año, a diferencia de lo que sucede con el método tradicional.

 

En un futuro, estos estudiantes esperan crear una cámara que “pueda llegar a ser lo suficientemente pequeña para poder conectarse a los celulares para que las pacientes se realicen las pruebas en sus casas, sin necesidad de visitar al médico”.

 

En estos momentos están realizando los trámites para conseguir la patente a nivel nacional e internacional. Una vez concluido este proceso, se espera que pueda estar disponible para su uso.

 

Jean Andrei Merino también indicó que están tratando de hacer todo lo posible para que el costo de la prueba sea menor a 15 dólares.

 

Por el momento esta prueba es gratuita y está disponible en la asociación civil FUCAM y todo lo que se requiere es agendar una cita por medio de la página web.

 

Una parte importante para prevenir el cáncer de mama es la detección temprana, además de llevar un buen estilo de vida, una dieta saludable y evitar los factores que aumentan la posibilidad de desarrollar cáncer.

 

 

 

Fuentes de información:

TodoMail

mundo.sputniknews.com

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo