PREVENIR EDUCANDO ES MEJOR QUE CURAR MEDICANDO

Cuerpo
Dr. José Luis Pérez-Albela
Médico cirujano
Médico naturista

 

 

 

Luego de cada desastre natural, la reflexión más útil es la importancia de la prevención. En este campo tan amplio siempre es posible hacer más y mejor cuando ocurre cualquier contingencia que atente directamente contra la salud de las personas.

 

Debemos estar preparados siempre para cualquier evento o desastre natural, por lo cual es importante que adopten las medidas necesarias que pueden, incluso, salvar vidas en los momentos más difíciles.

 

Continuamente en mis programas de radio, televisión, prensa escrita y conferencias, insisto y motivo a las personas sobre la importancia de tener almacenes de emergencia como los tenían nuestros antepasados los incas, que construían los tambos para almacenar alimentos para las épocas difíciles o en caso de desastres. Es fácil y simple hacer un almacén de emergencia en casa para guardar productos no perecederos como granos, semillas, agua potable, etc.

 

Escriban una lista de prioridades en caso de emergencia para tener en cuenta los productos que deben almacenar. Les sugiero por ejemplo, tener un botiquín de primeros auxilios en una caja de herramientas para que sea fácil de cargar y esté protegida del agua, revisando periódicamente que su contenido esté actualizado y reemplazando constantemente lo que haya caducado.

 

Recuerden que las gaseosas o refrescos no pueden reemplazar el agua. Las bebidas con cafeína o alcohol deshidratan el cuerpo, lo que aumenta la necesidad de tomar más agua. Almacenen el agua necesaria para 3 o 5 días (por lo menos 19 litros por persona).

 

Traten de no colocar los recipientes con agua cerca de pesticidas, gasolina o cualquier otra sustancia tóxica porque con el tiempo, el vapor de estos productos puede llegar a penetrar el envase.

 

Hervir el agua mata las bacterias y los parásitos. La mayoría de los microorganismos mueren hirviendo el agua durante un minuto. También pueden usar tabletas de cloro o yodo, o tratar el agua con seis gotas (1/8 de cucharada) del cloro que se usa en el hogar por cada 4 litros (un galón) de agua.

 

 

EQUIPO DE SUPERVIVENCIA EN EL HOGAR

Un equipo de supervivencia debe incluir lo siguiente:

 

- Herramientas

 

- Hacha, pala, escoba

 

- Destornillador, pinzas, martillo y llave inglesa ajustable

 

- Cuerda para jalar o de rescate

 

- Artículos para su seguridad y comodidad

 

- Zapatos gruesos que los protejan de los vidrios rotos, clavos y escombros.

 

- Guantes (gruesos y durables para limpiar escombros)

 

- Velas

 

- Fósforos

 

- Ropa para cambiarse

 

- Cuchillo

 

- Manguera

 

- Sábanas o bolsas de dormir

 

- Radio y linterna portátil (verificar que las baterías estén cargadas).

 

- Lentes y medicamentos

 

- Extintor (asegúrense que sea apto para cualquier tipo de incendio).

 

- Alimentos y agua para los animales caseros

 

- Almacenamiento y purificación de agua de emergencia (la cantidad mínima diaria de agua por persona es de 4 litros).

 

- También necesitarán agua para preparar la comida, bañarse, cepillarse los dientes y lavar los utensilios.

 

 

 

EL AGUA: ESENCIAL EN CASO DE EMERGENCIAS

Si no tienen suficiente agua almacenada, hay algunos lugares de los cuales pueden obtener agua para beber:

 

- Fruta en lata, vegetales en lata, y líquidos de cualquier producto enlatado.

 

- Agua de lluvia y agua de manantiales conocidos.

 

- Tengan cuidado de beber en aguas de fuentes peligrosas como el agua estancada o pozos contaminados, agua de acequias de drenaje de cultivos porque podrían contener pesticidas.

 

- El agua saludable para beber es la que está embotellada, hervida o que ha sido tratada. Si usan agua embotellada, asegúrense que la tapa nunca haya sido abierta. Si tienen alguna duda, hiervan o traten el agua.

 

- Tomen solo agua embotellada, hervida o tratada hasta que las autoridades determinen que el agua entubada no representa riesgo alguno.

 

- Los recipientes de agua deben lavarse con una solución de cloro antes de ser utilizados.

 

- Tengan precaución al utilizar tanques de almacenamiento de agua o cualquier otro tipo de contenedor. Los tanques de almacenamiento de los carros de bomberos, por ejemplo, así como las botellas y latas que ya han sido usadas previamente, pueden estar contaminados con microbios o productos químicos.

 

 

 

LOS ALIMENTOS EN CASOS DE EMERGENCIA

 

- Es recomendable tener alimentos que no necesitan ser cocinados, que no requieren agua ni ser refrigerados (puede darse el caso que se interrumpa el suministro de gas o de energía eléctrica).

 

- Comida para los bebés, para personas con alguna necesidad especial y para las mascotas.

 

- Los alimentos no deben ser muy salados o picantes porque aumentan la necesidad de consumir agua en momentos en los que el agua escasea.

 

- En situaciones de emergencia, después de una catástrofe puede llegar a escasear la comida. Traten de tener suficientes alimentos por lo menos para 3 días.

 

- Seco, oscuro y fresco; estas son las condiciones ideales para conservar alimentos. La mejor temperatura es entre 5 y 15 grados centígrados ya que el calor puede deteriorarlos rápidamente.

 

- Retiren los alimentos de los escapes de humo de estufas y refrigeradores y de productos a base de petróleo como gasolina, aceite, pinturas o solventes. Algunas comidas absorben el olor.

 

- Proteja los alimentos de los roedores e insectos.

 

- Los productos almacenados en cajas de cartón se mantendrán frescos por más tiempo si se les envuelve bien o si son envasados dentro de frascos cerrados herméticamente.

 

- Pongan fecha a todos los alimentos.

 

- Usen y reemplacen la comida antes de que se eche a perder.

 

- Ingieran solo los alimentos que tienen color, textura y olor normales.

 

- Desechen las latas infladas o que estén goteando.

 

 

Es importante aclarar que la prevención no solo se circunscribe a los desastres naturales; en nuestra vida diaria también debemos nutrirnos adecuadamente, evitar ingerir comida chatarra, enlatada, con preservantes, colorantes, etc., también necesitamos hidratarnos, hacer ejercicio de manera regular y evitar el estrés para que nuestro organismo se mantenga con buenas defensas y de esta manera disminuir el riego de contraer enfermedades.

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo