PRUEBAN AEROSOLES NASALES PARA EVITAR CONTAGIO DE COVID-19

Cuerpo

 

Paralelo a las incansables investigaciones para crear una vacuna contra el COVID-19, se han ido desarrollando cientos de proyectos para atacar el virus y reducir su propagación mundial.

 

Uno de los tantos proyectos desarrollados para encontrar la solución a tan lamentable virus que ha creado la pandemia mundial declarada en el 2020, es el desarrollado por investigadores de la Universidad Católica de Valencia (UCV) en España, en colaboración con investigadores de la Universidad de Louisiana en Estados Unidos, y con la farmacéutica suiza PanTherapeutics, cuyos hallazgos fueron publicados en la revista Nucleic Acids Research, y que se refiere a un spray nasal compuesto de nanomateriales de carbono y cloruro de banzalconio, capaz de bloquear el COVID-19. Este estudio ha recibido calificaciones muy positivas.

 

Otro proyecto publicado en la revista The New York Times,   orientado en este mismo campo de estudio, es el desarrollado por científicos del Centro Médico de la Universidad de Columbia de Nueva York, del Centro Médico Erasmus en los Países Bajos, de la Universidad de Cornell y de la Universidad de Campania en Italia, financiado por los Institutos Nacionales de Salud y el Centro Médico de la Universidad de Columbia, y se refiere a un aerosol nasal compuesto de un lipopéptido que ataca de manera directa al SARS-COV-2 y evita que se adhiera a las células huésped de los pulmones en las siguientes 24 horas. Este estudio ha sido únicamente probado en hurones, pero vislumbra una muy buena solución en caso de ser aprobado su uso en humanos, pues los investigadores de este estudio afirman que es fácil de producir, a un bajo costo, no requiere refrigeración y tiene una larga vida útil.

 

Igualmente, otra investigación desarrollada por científicos de la Universidad de Birmingham, ha creado un aerosol nasal antiCOVID-19, compuesto de “carragenina, de un agente antiviral y de una solución llamada gellan”; fórmula capaz de cubrir la superficie nasal por 48 horas, capturando el virus en la nariz y recubriéndolo con una capa que le impide liberarse y lo inactiva, evitando así la infección durante dicho período. Este proyecto se encuentra en la fase final de prueba, y sus ingredientes son seguros pues ya han sido aprobados para uso médico.

 

Vemos entonces, que son muchos los avances y existe una expectativa tangible sobre la posibilidad de protegernos del COVID-19, de una manera diferente a la tan buscada y desarrollada vacuna. Esperemos que estos y muchos otros proyectos sigan avanzando rápidamente para brindarle al mundo soluciones alternativas para erradicar la pandemia mundial.

 

 

Fuentes de información:

antena3.com

elfinanciero.com.mx

fayerwayer.com

 

02/03/2021

 

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo