REGULAR LA DIABETES CON AGUA LIMPIA

Cuerpo

Gilberto Augusto Da Rocha Vera

Socio y Gerente de Ventas de AguaQueSana

Distribuidor exclusivo de AQUASANA en Perú

VENEZUELA - PERÚ

 

El cuerpo humano está compuesto por casi el 60 por ciento, y la superficie de la Tierra está cubierta en un 71 por ciento. Estamos refiriéndonos al agua, por supuesto, y está presente en casi todos los aspectos de nuestras vidas. Sin embargo, con ciertas afecciones médicas como la diabetes, la importancia del agua y la hidratación aumenta. ¿La respuesta corta? Las personas con diabetes son más propensas a la deshidratación porque esta es más frecuente cuando el nivel de azúcar en sangre es superior a 200. Esa cifra es muy alta. Pero la respuesta larga es un poco más compleja…

 

 

¿QUÉ ES LA DIABETES?

La diabetes mellitus (incluye el tipo 1, el tipo 2 y otros) ocurre cuando suceden dos cosas:

· Diabetes tipo 1 (u otros casos raros): cuando el páncreas no produce la suficiente cantidad de insulina que necesita el organismo. Esto también se conoce a veces como Diabetes Juvenil.

 

· Diabetes tipo 2 (la más común): cuando el cuerpo no puede usar la insulina adecuadamente. También se conoce como "resistencia a la insulina", esto suele ocurrir con el tiempo.

 

¿Pero, cuál es el mayor ingrediente secreto para aliviar la enfermedad y estar saludable? Agua limpia. ¡Así es!

 

 

HIDRATACIÓN: UN BÁLSAMO DE AZÚCAR En un estudio reciente realizado en Francia en el que participaron 3,600 personas, donde estaban incluidos aquellos que padecían y no padecían diabetes, concluyó que las personas que bebían más de 1 litro de agua cada día tienen menos probabilidades de desarrollar un alto nivel de azúcar en la sangre que las personas que bebían menos de 1litro. El estudio fue extenso y duró aproximadamente nueve años. Dentro de los parámetros estudiados, tomaron en cuenta la edad, el género, el peso, el nivel de actividad y la cantidad de bebidas que no eran agua que ingerían cada una de las personas.

 

...las personas que bebían más de 1 litro de agua cada día tienen menos probabilidades de desarrollar un alto nivel de azúcar en la sangre que las personas que tomaban menos de 1 litro.

 

Ya sea que padezcan de diabetes o que no la hayan desarrollado, y sin importar la edad, los resultados de este estudio indican que la cantidad de agua que se toma diariamente puede afectar el bienestar físico, incluido el azúcar en la sangre.

 

Intuitivamente tiene sentido. Cuando el nivel de azúcar en la sangre es alto, el cuerpo trata de diluir la cantidad de glucosa en la sangre. El agua también ayuda a rehidratar el cuerpo al intentar deshacerse del exceso de glucosa a través de la orina. De tal manera que una persona con diabetes puede usar la hidratación como otro método para reducir y administrar sus niveles de glucosa.

 

También hay una razón más hormonal por la cual la hidratación lleva a niveles más bajos de azúcar en la sangre: la vasopresina, una hormona antidiurética que ayuda a que el organismo sepa si debe liberar o retener el agua.

 

Para las personas que padecen diabetes, el aumento de los niveles de vasopresina puede causar problemas graves. Los niveles de vasopresina aumentan en el cuerpo cuando está deshidratado, y en ese momento, la vasopresina le envía un mensaje a los riñones para que no produzca orina, pero también le pide al hígado que libere azúcar en la sangre. Esto es algo así como una trampa porque aunque el cuerpo no se deshaga del azúcar extra en la sangre a través de la orina, los riñones luchan para producir la orina necesaria para completar el proceso.

 

 

MÁS AGUA > MÁS LIMPIA

Por desgracia, ninguna historia de triunfo está completa sin un obstáculo o dos. En este caso, la calidad de agua dependerá en gran medida para obtener resultados óptimos.

 

Ya sabemos que hay poco inconveniente en beber cantidades saludables de agua como otra forma de controlar el azúcar en la sangre. Pero si no prestamos mucha atención a la calidad del agua que ingerimos, podríamos estar agregar otros metales o contaminantes que son perjudiciales para nuestro bienestar.

 

 

Veamos. El agua se obtiene de dos maneras...

 

De la ciudad: por lo general, de una instalación de tratamiento municipal que extrae agua de un lago, río u otros cuerpos de agua similares. Desde allí, tratan el agua con desinfectantes como cloro o cloraminas antes de enviarla a través de las tuberías a su grifo.

 

Un pequeño porcentaje de personas obtiene agua de pozos en lugar del agua municipal: La Agencia de Protección Ambiental (EPA, por sus siglas en inglés) no regula el agua de pozo, por lo que depende del propietario del pozo probar y mantener anualmente la calidad del agua para quienes la utilizan como fuente. Pero, tengan cuidado, hay muchos casos donde el agua de pozo contiene algunos químicos naturales como el arsénico, que pueden filtrarse en el agua subterránea y terminar en su suministro de agua. Esto es específicamente para aquellos que salen río abajo de una instalación agrícola o industrial (planta de fabricación).

 

Y si eso no es lo suficientemente preocupante, un estudio reciente publicado en el Journal of the American Medical Association ha relacionado el arsénico inorgánico que se encuentra en el agua potable con el desarrollo de la diabetes.

 

 

DONDE LA REGULACIÓN CUMPLE CON LA HIDRATACIÓN

Afortunadamente, el problema del agua de pozo se resuelve fácilmente. La mejor manera de asegurarse de que el agua de su pozo no contenga niveles peligrosos de arsénico (y otros contaminantes) es revisarlo regularmente. Algunos de los mejores momentos para analizar el agua de su pozo son inmediatamente después de una fuerte lluvia, después de un trabajo de plomería o al notar cambios en el sabor o el olor del agua.

 

Lo mismo ocurre con el agua municipal. A pesar de que se trata en la fuente, puede recoger contaminantes de las tuberías que atraviesa para llegar a su grifo y también puede contener cloro / cloraminas de la instalación de tratamiento que pueden dejar un color, sabor y olor desagradables en el agua, en su piel y en su cabello.

 

 

¿Una de las mejores formas de resolver esto? Filtrando su agua desde el principio.

Los filtros de agua para todo el hogar están diseñados para filtrar los contaminantes que terminan en el agua de cada grifo de su casa, para que pueda ducharse con facilidad y cocinar con confianza. Estos sistemas están probados y comprobados para que el agua corra a través de una serie de pasos que atrapan sedimentos, reducen los contaminantes y reducen los niveles de cloro, el crecimiento de bacterias, herbicidas y pesticidas.

 

¿Para quienes tienen diabetes? Esto puede significar la diferencia entre luchar con sus niveles de insulina después de cada comida, además de comer bien y con tranquilidad.

 

Si tienen alguna consulta, déjennos saberla y los contactaremos con un especialista de nuestro equipo.

 

¡Una vida sana, comienza con agua sana!

 

Página web: www.aguaquesana.com

Facebook: https://web.facebook.com/aguaquesanaperu/

Teléfono - WhatsApp: 992 670 312

 

 

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo