SÍNDROME DE ABSTINENCIA Y CÓMO TRATARLO

Cuerpo
Dr. José Luis Pérez-Albela
Médico cirujano
Médico naturista

 

 

El síndrome de abstinencia, también llamado síndrome de privación de las drogas, se define como un grupo de signos y síntomas que aparecen en la persona como consecuencia de la supresión o reducción del consumo de una droga y que son característicos de cada tipo de ellas.

 

CAUSAS

Lo padecen las personas que están en un periodo de desintoxicación o desean dejar de consumir algún tipo de droga como el alcohol, el tabaco, la cocaína, la heroína, alucinógenos, opioides, cafeína, etc. La mayoría de drogas que se utilizan se venden en las farmacias bajo receta médica; entre las que se utilizan con frecuencia, además del alcohol y del tabaco, se encuentran los psicofármacos como los opioides u opiáceos, los fármacos hipnótico-sedantes, los estimulantes, los alucinógenos, el cannabis, etc., que auto-medicados causan adicción.

 

SÍNTOMAS

En general, los síntomas durante un síndrome de abstinencia son:

- Agitación

- Palpitaciones

- Inquietud

- Sudoración

- Náuseas

- Vómitos

- Fatiga

- Irritabilidad

- Insomnio

- Pérdida de apetito

- Ansiedad

 

 

RECOMENDACIONES NATURALES

Ante todo lo más útil es que los pacientes con síndrome leve a moderado cuenten con un buen apoyo y motivación familiar y social para el tratamiento.

 

Se recomiendan las siguientes acciones:

 

Descanso. Dependiendo de los síntomas es importante ayudar a mantener el reposo del paciente.

 

Ingesta de líquidos. Se recomienda ingerir abundante cantidad de líquidos a voluntad (jugos, sopas, infusiones, etc.).

 

Dieta. Debe ser liviana y comer cinco veces al día una dieta de preferencia con frutas, vegetales y cereales integrales.

 

Entorno. Restringir contacto con terceros. Solo deben estar con el paciente las personas que lo apoyen para brindarle tranquilidad emocional.

 

Suplementos. Tomar una tableta de vitamina C de 1000 mg con cada comida. Ingerir un sachet de cloruro de magnesio con zinc y agregar el jugo de un limón a medio vaso con agua (tomar una dosis en ayunas y otra al acostarse).

 

Aromaterapia. Es conveniente que el paciente realice baños calmantes y masajes usando aromaterapia. Esto lo ayudará a aliviar el dolor y la inflamación. Se recomienda añadir al agua de baño o a la crema para el masaje aceites esenciales de lavanda, manzanilla y geranio.

 

Reflexología. Ayuda a reducir la tensión y otros malestares. Los masajes circulares suaves en la zona de los dedos del pie y en el arco plantar durante diez minutos en cada pie son muy eficaces.

 

 

PREVENCIÓN

La prevención es la mejor manera de evitar este y todo tipo de problemas de salud, por lo cual aquí les damos algunas pautas:

 

- Los fumadores y/o bebedores sociales están predispuestos a padecer una dependencia a estas sustancias. Evítelas.

 

- Tener cuidado con el consumo frecuente de café porque más de dos tazas al día puede crear una sensación euforizante que luego puede llevar a consumir otro tipo de drogas que generen un efecto mayor.

 

- Practicar la relajación es fundamental para tener un estilo de vida saludable.

 

- Los ejercicios regulares evitan el consumo de cualquier tipo de drogas.

 

- Evitar los conflictos emocionales, pero si son inevitables, buscar la ayuda de un psicólogo para no recurrir a los fármacos.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo