AYUNA DE LAS REDES SOCIALES Y PASA MÁS TIEMPO CON TUS SERES QUERIDOS

Mente

 

 

Las redes sociales nos quitan bastante de ese preciado tiempo que podríamos pasar con nuestros seres queridos, por eso les recomendamos que limiten su uso; además, existe la controversia de que si el uso de las mismas nos hace más mal que bien, por lo cual se han realizado varias investigaciones que han arrojado respuestas interesantes sobre el tema.

 

Según una investigación publicada en Journal of Social and Clinical Psychology, pasar mucho tiempo en las redes sociales aumenta la sensación de soledad y puede causar depresión. Este estudio explica que la razón se debe a que las redes nos incitan continuamente a "compararnos subconscientemente" con la vida de los demás.

 

En el experimento, que fue la base para el estudio, participaron 143 estudiantes que utilizaron activamente Facebook, Instagram y Snapchat. Primero, los científicos realizaron una encuesta para identificar el estado de ánimo y el bienestar de los voluntarios, y también midieron el tiempo promedio de su presencia en redes sociales con la ayuda de las estadísticas proporcionadas por el iPhone.

 

Posteriormente, los estudiantes fueron divididos en dos grupos. En el primero, que sirvió como grupo de control, los estudiantes se dedicaron a las redes sociales tanto tiempo como habitualmente lo hacían. Los miembros del segundo grupo, el experimental, no emplearon más de diez minutos al día en cada una de las redes sociales.

 

El experimento duró tres semanas, y una vez que finalizó, los psicólogos prepararon un cuestionario especialmente dirigido a los voluntarios con siete indicadores: apoyo social, miedo de aislarse del entorno, soledad, ansiedad, depresión, autoestima y auto aceptación.

 

El estudio comprobó que la soledad y la depresión dependen directamente del tiempo que pasamos en las redes sociales. Además, todos los miembros del grupo experimental mostraron menos síntomas de depresión que los integrantes del colectivo de control.

 

Una de las autoras del estudio, Melissa G. Hunt, profesora de psicología del centro académico asegura que "una menor atención a las redes sociales nos hace sentirnos menos solos".

 

Por otro lado, según un estudio experimental de la Universidad de Pensilvania, Estados Unidos, 30 minutos diarios puede llevar a una mejora significativa en el bienestar y la salud mental. Investigaciones previas, como la que se menciona líneas arriba, sugieren que existe una correlación entre el uso de Facebook, Instagram y Snapchat, y la depresión y la soledad, pero este informe cree que existe una "conexión casual".

 

Estos son los primeros estudios que vinculan directamente el uso de las redes sociales a las enfermedades mentales, catalogándolas como causas de depresión, ansiedad, soledad y otros problemas psicológicos. No solo se trata del uso de estas páginas y aplicaciones, sino el tiempo de navegación. Los científicos verificaron importantes mejoras en el bienestar mental de quienes redujeron considerablemente sus tiempos de uso y se dedicaron más a las interacciones sociales presenciales.

 

Reducir el tiempo en las redes aumenta la salud mental

Tomando en cuenta que es complicado restringir la navegación de Facebook o Instagram a tan solo 10 minutos diarios, los investigadores concluyen que la mejor recomendación es, primero, monitorear el uso de las redes sociales constantemente (lo que también ayuda a mejorar la salud mental) e intentar poner un límite de unos 30 minutos diarios. También es posible que las personas solitarias y deprimidas utilicen más las redes sociales.

 

Las críticas sobre el papel que juegan empresas como Facebook en la salud mental han venido en aumento en los últimos meses. Incluso la empresa de Mark Zuckerberg lo admitió cuando revisó los estudios que vinculaban el uso excesivo de las redes sociales a los problemas de salud mental; Facebook afirmó en ese momento que "leer acerca de otras personas en las redes sociales puede llevar a una comparación social negativa".

 

 

¿Las redes sociales afectan más a los adolescentes?

Por otro lado, otro estudio realizado en Estados Unidos, confirmó que los menores que padecen de problemas de autoestima o enfermedades mentales como la depresión pueden empeorar sus síntomas si visitan permanentemente páginas sociales como Facebook, Twitter o Instagram.

 

Según Gwenn O'Keeffe, pediatra de Boston y especialista vinculada al estudio manifiesta que “Las redes sociales pueden inducir a que los chicos se sientan mal si creen que no están a la altura de sus amigos debido al número de visitas, mensajes actualizados y fotos que muestran personas felices y pasándola muy bien”.

 

Un adulto sano mentalmente no se deja influenciar por todo esto, pero las redes sociales sí pueden hacer mucho daño al adolescente porque Facebook ofrece una visión distorsionada de la verdad, no hay manera de ver las expresiones faciales ni leer el lenguaje corporal que provee la información. Todo esto puede generar sentimientos de envidia, frustración o celos que se pueden potenciar en adolescentes que abusan de las redes sociales, por lo cual es muy importante que los padres pongan límites en su uso para evitar estos problemas. No se trata de prohibir, simplemente de controlar.

 

Lo importante

Lo más importante es que en casa exista una buena comunicación con el adolescente y con todos los miembros de la familia en general. Conversen sobre los beneficios de pasar más tiempo con la familia y los amigos dejando un poco de lado las redes sociales. Por eso los invitamos tal como dice el título de este artículo a hacer un ayuno de las redes para conocer y compartir más con sus seres queridos.

 

 

 

Fuentes:

actualidad.rt.com

economiadigital.es

blogsegurossura.com

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo