LA BIODECODIFICACIÓN

Mente

 

Psic. Enrique Corbera

Presidente de la Asociación Española

de Biodecodificación

ESPAÑA

 

Nuestro inconsciente es poderoso: puede elevarnos o destruirnos. Se manifiesta a través de reacciones biológicas negativas como hipertensión, diabetes, enfermedades autoinmunes y degenerativas. Para enfrentar al inconsciente existe la biodecodificación, que busca además cambiar la programación celular que trata de repetir o reflejar ese mal momento, ocurrido no solo al paciente sino tal vez a su madre, padre o abuelos.

 

Las teorías de la biodecodificación se basan en la física cuántica, la ciencia que explica que todo en el universo tiene una relación en esencia, y que su existencia tiene una causa y una consecuencia. Los Ciclos Biológicos Celulares Memorizados, el Proyecto Sentido, los Rangos de Hermandad y el Transgeneracional son teorías consideradas como factores que intervienen en la programación o codificación de las enfermedades.

 

Los ciclos biológicos celulares memorizados

Para entender este concepto, debemos saber y entender que en la naturaleza todo está codificado, todo tiene una información que es la que la hace real. Lo mismo sucede dentro de nosotros. La mayoría ha escuchado hablar del ADN, pero lo cierto es que existen más núcleos de información a los que todavía no hemos podido acceder, y ante los cuales el inconsciente se activa emitiendo una respuesta a manera de shocks emocionales que para el inconsciente también son shocks biológicos.

 

Cada situación emocional, consciente o no, afecta de manera paralela a nuestro organismo. El modo en que cada organismo se manifiesta radica en el tipo de información que tenemos “impresa” en nuestro interior. ¿Por qué ocurre esto? Porque todo lo que nos sucede queda inscrito en nuestras células y estas solo cumplen un ciclo aprendido que se debe cortar para poder sanar.

 

La biodecodificación busca esta emoción desencadenante y, cuando el pa-ciente la exterioriza, es cuando puede enfrentarla y cambiar la programación cortando el ciclo negativo. De este modo se puede lograr el cambio que lo lleve a la autosanación.

 

El proyecto sentido

Este aspecto tiene una íntima relación con la concepción y la gestación de la persona. En él se analizan aspectos como el momento social y mundial, la situación de los padres, el lugar, la relación familiar, etc. Los proyectos de los padres (profesionales, sentimentales) y para el bebé, y los conflictos que surgieron alrededor de esta gestación. Podemos hacernos la pregunta: ¿En qué estado de ánimo se hallaban nuestros padres durante la concepción y qué ocurrió en el seno de la familia durante nuestra gestación?

 

El transgeneracional

Es todo aquello relacionado con la memoria. Es saber qué secreto oculto existe en nuestro clan. Su objetivo es tener idea de la historia de la familia y comprenderla para entender el rol que tenemos frente a esta historia y así poder enfrentar las situaciones excluidas de la consciencia familiar. Esta es, entonces, la información que el inconsciente biológico guarda y que el clan familiar transmite de generación en generación para que un conflicto se pueda resolver en generaciones posteriores. En la religión se dice, por ejemplo, que tanto las bendiciones como las maldiciones alcanzan hasta la quinta generación y esto no está lejos de la verdad.

 

METODOLOGÍAS:

► La Programación Neurolingüística (PNL): para poder entrar en contacto con la persona, su lenguaje, su pensar, su sentir y a partir de esto reprogramarla.

► La Hipnosis Ericksoniana: permite entrar en contacto consciente con el inconsciente del paciente, dejando de lado su resistencia y razón analítica, para poder recibir la ayuda que necesita.

► Las técnicas de relajación (sofrología): para poder entender la consciencia y sus valores personales, se deben utilizar diversas técnicas de relajación en busca del bienestar psicofísico.

► Mapas genealógicos: mediante el duelo simbólico, los lazos que unen a la persona con sus ancestros logran que se pueda alcanzar la explicación a ciertos sucesos que la afectan, aflorando sentimientos y emociones reprimidos.

 

El inconsciente regula nuestra biología

Los miembros de la biodecodificación llaman “pensar en Bio” cuando la persona está consciente de lo que sucede en su cuerpo y de los síntomas físicos que sufre a diario.

 

La naturaleza tiene por finalidad la supervivencia, entonces, ¿por qué en nuestra información biológica existen los oncogenes (que son los responsables del desarrollo del cáncer)? Según esta afirmación, el cáncer debería tener una solución biológica, si entendemos como solución a la adaptación biológica frente a los conflictos emocionales impactantes.

 

La biodecodificación no trata de cortar los síntomas, sino de interpretar lo que el inconsciente nos quiere decir con determinada enfermedad. La biodecodificación busca el detonante que causó la enfermedad utilizando las herramientas que ya hemos mencionado; y, cuando se ubica el deto-nante, el siguiente paso es el cambio y para lograrlo son necesarios la comprensión y el perdón.

 

Cuando se pasa por este proceso, la persona se da cuenta de que la solución está dentro de sí misma, pues cada uno de nosotros tiene la posibilidad para desarrollarse como el ser divino que somos activando al Cristo que tenemos dentro. Por lo tanto, somos libres, nadie nos juzga, somos nosotros mismos quienes nos castigamos y nos condenamos, y nosotros mismos a quienes debemos perdonar, porque todos tenemos el poder para liberarnos.

 

Finalmente, cuando cada uno de ustedes entienda que son responsables de su vida y se hagan cargo de ella, entonces ocurrirá el cambio cuántico que tanto están buscando.

 

¿Quién quiero ser: una víctima o un maestro?

La biodecodificación toma cada caso como único, y puede encontrar que el detonante inconsciente de la enfermedad está dentro de la historia personal y transgeneracional de la persona, que generalmente “carga” con todo lo transmitido por sus padres y abuelos, y es por esta razón que al proceso de biodecodificación también se le llama "la caja de Pandora”, porque en el inconsciente del paciente está la respuesta a todo. Una vez hallada la causa, se puede permitir el cambio hacia la curación.

 

El Perú es un país que desea integrar la medicina oficial y la natural. Está en camino hacia la medicina integrativa y la biodecodificación. Esperamos que en un futuro cercano este concepto se establezca en los planes de for-mación para que los profesionales de la salud tengan una visión holística de lo que llamamos enfermedad.

 

La sabiduría de la salud se encuentra en nosotros mismos, en nuestras células. Solo hay que permitir que nuestro inconsciente las programe para que sanen. Todos tenemos esa información, solo hay que sacarla a la luz de la consciencia.

 

 

ARTÍCULO PUBLICADO EN LA EDICIÓN 12.

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo