BENEFICIOS DE LA MASA MADRE NATURAL

Nutrición

 

 

La masa madre es un fermento de granos a base de harina y agua sin levaduras añadidas, cuya técnica clave consiste en una lenta fermentación que se produce de manera espontánea, gracias a la multitud de levaduras y bacterias contenidas en la propia harina.

Su origen data desde el antiguo Egipto, siendo durante miles de años la única forma para preparar pan; hasta apenas hace 200 años, cuando se descubrieron nuevas formas de hacer pan. Vemos entonces que es una técnica milenaria, siendo alguno de sus beneficios los siguientes:

BENEFICIOS DE LA MASA MADRE NATURAL

1. Bajo índice glucémico: las bacterias presentes durante la fermentación, consumen los carbohidratos de la harina, produciéndose en el cuerpo una respuesta menor a la glucosa e insulina que con cualquier otro tipo de panificado; por lo que puede ser consumido por diabéticos.

2. Es digestiva: durante su fermentación el gluten se descompone hasta la inocuidad, con lo cual los panificados hechos con masa madre son tolerables para los celíacos, con evidencias incluso de ser aptos para personas con intestino irritable.

3. Es más nutritiva: el proceso de fermentación de la harina, mejora su perfil nutricional, porque el ácido láctico baja el PH del pan, lo que permite una mayor absorción de minerales como el potasio, zinc y magnesio.

4. No contiene lactosa: su forma de prepararse es únicamente con harina y agua, lo que la hace apta para los alérgicos e intolerantes a la lactosa pues no contiene leche.

5. Ayuda a bajar de peso: contrario a la mala fama de los carbohidratos, durante la fermentación de la masa madre se producen ácidos grasos de cadena corta; algunos de ellos regulan las señales transmitidas al sistema nervioso central donde se crean las sensaciones de saciedad, y otros actúan en la producción de hormonas gastrointestinales y el control de hambre.

RECETA

INGREDIENTES:

- Harina integral de cualquier cereal (trigo, centeno, avena, etc.).

- Harina de fuerza.

- Agua.

- Azúcar.

-Tiempo de preparación: 5 días.

PREPARACIÓN:

DÍA 1: Mezclar la misma cantidad de harina integral con la misma cantidad de agua a temperatura ambiente; ejemplo: 1 taza cada ingrediente. Remover hasta homogeneizar, depositarla en un recipiente de plástico o vidrio y tapar el envase con un trapo limpio. Dejar reposar por 24 horas a temperatura ambiente.

DÍA 2: Añadir a la mezcla, la misma cantidad de harina y agua usada el día 1, pero esta vez con harina de fuerza, más 1 cucharadita de azúcar. Remover y tapar nuevamente en reposo por 24 horas más.

DÍA 3: Añadir nuevamente a la mezcla, la misma cantidad de harina de fuerza y de agua usada el DÍA 1, y volver a dejar reposar por 24 horas más.

DÍA 4: Retirar y desechar el líquido marrón que se forma en la superficie utilizando una cuchara, repetir el paso del DÍA 3 y dejar reposar las últimas 24 horas.

DÍA 5: La masa está lista para elaborar todo tipo de panificados. Debe tener aspecto cremoso, burbujas en la superficie y olor ácido ligero.

CONSERVACIÓN

Si la masa no se va a usar en varios días, debe mantenerse en la nevera, y si estará guardada por más de una semana, debe hacerse un proceso de alimentación para que no se dañe. Asimismo, si se usa parte de la masa, debe hacerse un proceso de restitución de su volumen inicial. Todo esto nos permitirá mantener viva la masa madre por mucho tiempo, mientras va adquiriendo cada vez más fuerza.

PROCESO DE ALIMENTACIÓN DE LA MASA

Si no se usará por más de una semana, se debe sacar una porción y desecharla, luego llevar la masa a temperatura ambiente y agregarle harina de fuerza y agua en partes iguales; homogeneizar y conservar nuevamente en la nevera. Repetir el proceso semanalmente para mantenerla activa.

PROCESO DE RESTITUCIÓN DE LA MASA

Si se va a usar una porción de la masa, debe restituirse su volumen inicial, por lo que se le deberá añadir harina de fuerza y agua en partes iguales, amasar para homogeneizar, dejar a temperatura ambiente unas horas para que se reactive y conservar nuevamente en la nevera. Repetir el proceso cada vez que se use una porción para mantener siempre su volumen inicial.

 

Es importante recalcar que la receta anterior fue tomada de la página web www.directoalpaladar.com, pero existen diferentes recetas para alcanzar su preparación ideal; por ello, los invitamos a navegar en la web hasta encontrar la receta que más se adapte a sus gustos, para preparar esta maravillosa masa que de paso es saludable y deliciosa.

 

Fuentes de información:

ecoosfera.com

directoalpaladar.com

 

 

03/02/2021v

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo