CÓMO PREPARAR EN CASA PROTEÍNA VEGANA POLVO

Nutrición

 

INGREDIENTES

  • 1 tazas de arvejas secas (también se les conoce como arvejas partidas)
  • 2 tazas de quinua cruda o inflada (también puedes elegir kiwicha, amaranto, etc.)
  • 2 tazas de semillas a tu elección: de calabaza, de ajonjolí, de girasol o de chía (elegir dos opciones)
  • 1 taza de avena
  • 1 taza de semillas de linaza

 

PREPARACIÓN

  • Colocar en la licuadora el contenido de las dos tazas de las arvejas secas en dos partes para no saturar la licuadora.  Licuar cada parte con la tapa puesta. Cuando obtengamos una textura de polvo fino, ya está lista. Colocar el polvo en un envase de vidrio con buena capacidad y de boca ancha para ir agregando los polvos que haremos a continuación.
  • Realizamos el mismo procedimiento anterior pero esta vez con la quinua. Cuando obtengamos la textura del polvo, lo añadimos al envase sobre el  polvo de arvejas.
  • Seguimos con el mismo procedimiento con los dos tipos de semillas de tu elección, licuándolas por separado, pero teniendo cuidado de no excedernos en el licuado ya que como contienen grasa puede formarse una pasta y solo queremos obtener polvo. Si se llega a formar un poco de más, simplemente se disuelve con las manos para que tomen nuevamente la textura de polvo.
  • Licuar el contenido de una taza de avena hasta pulverizarla. Agregar el polvo al envase.
  • Proceder a pulverizar las semillas de linaza y agregarla al envase de vidrio.
  • Ponerle la tapa al envase de vidrio, agitarlo para que todos los ingredientes se integren completamente.
  • Y ya tenemos lista nuestra proteína vegana.
  • Se puede almacenar en el refrigerador por aproximadamente una semana.

 

NOTA: Si eres deportista puedes agregar 6 cucharadas de este polvo a tu batido en el desayuno.  Si eres una persona sin mucha actividad física, con 2 cucharadas es suficiente.

 

BENEFICIOS DE LOS INGREDIENTES

  • Las arvejas partidas (secas) son leguminosas y tienen un alto contenido de aminoácidos de cadena ramificada, y son una excelente opción para después de entrenar ya que ayuda a la recuperación y reconstrucción muscular.
  • La fuente de cereal (quinua, amaranto, kiwicha) compensa los aminoácidos esenciales.
  • Las semillas (ajonjolí, calabaza, girasol, chía) además de aminoácidos, aportan grasas esenciales y más nutrientes.  Son una buena fuente de proteína y en el caso de la chía también de Omega3.

 

03/12/2020

 

 

 

 

 

 

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo