MASAJE DEPORTIVO

Vitalidad

 

 

Se emplea para evitar lesiones, preparar el cuerpo para la actividad física, mantenerlo en óptimas condiciones y ayudar a los deportistas a recuperarse del esfuerzo y las lesiones.

 

Existen tres modalidades:

 

1. Masaje antes de la competencia

 

2. Masaje después de la competencia

 

3. Masaje de mantenimiento

 

 

Beneficios

Cada tipo de masaje tiene sus propios beneficios y utiliza técnicas diferentes.

 

El masaje antes de la actividad deportiva evita lesiones graves, calienta, estira y flexibiliza los músculos para un rendimiento atlético óptimo. Estimula el flujo de sangre y de nutrientes a los músculos, reduce la tensión muscular, suaviza los músculos y produce una sensación de preparación psicológica.

 

El masaje después de la competencia ayuda a reducir la inflamación causada por los micro traumatismos que sufren los músculos que se producen como resultado de un ejercicio vigoroso; relaja los músculos cansados y tensos; ayuda a mantener la flexibilidad; favorece el flujo sanguíneo al músculo para eliminar el ácido láctico que produce el propio organismo por la actividad física intensa; reduce las contracturas y ayuda a acelerar la recuperación del deportista a la vez que alivia esguinces, distensiones y el dolor.

 

El masaje de mantenimiento. Aumenta el flujo sanguíneo y ayuda a que los músculos absorban los nutrientes. Mantiene los tejidos relajados para que los músculos se deslicen suavemente entre sí. Ayuda a reducir el desarrollo de tejido cicatricial a la vez que aumenta la flexibilidad y el rango de movimientos. Se debería realizar por lo menos una vez a la semana como parte de los programas de entrenamiento deportivo.

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo