CORONAVIRUS: “LA CURA EXISTE, PERO NO SE HABLA DE ELLA”

Cuerpo

 

 

 

Publicado el 25 de abril en Infosannio (Italia)

Los hospitales de Pavia y Mantua no registran decesos desde hace un mes. Ellos aplican la cura de la seroterapia, que consiste en transfusiones de plasma extraídos de la sangre de las personas que se curaron. Los síntomas se eliminan entre 2 a 48 horas.

 

(Por Antonio Amorosi – Affaritaliani.it)

Lo que está sucediendo en Pavia y Mantua lo demuestra: tenemos médicos excepcionales en un sistema global cuestionable, en muchos casos corrupto. Era normal enviar a los pacientes a morir sin protección, o como en el caso de China, retrasar dos semanas la comunicación de la secuencia del genoma, o para la OMS repetir el 14 de enero lo que afirmaba la autoridad China: "No hay transmisiones de hombre a hombre". El 21 de febrero todavía decían que los asintomáticos no eran fuente de contagio.

 

Cuando hay tantos muertos, siempre es tarde para preguntarse si se podía haber hecho algo más y si alguien responderá por ello.

 

En nuestro país, en un sistema sanitario que no funciona de manera integral, por suerte contamos con médicos de primera línea que para salvarnos la vida están intentado todo lo humanamente posible. Pero cuando a los italianos nos dices que hagamos algo, no lo hacemos. Primero averiguamos por qué nos dieron esa orden. Como le sucedió al médico Parasitista molecular Andrea Cristanti que comprendió que los asintomáticos son fuente de contagio y debían aislarse.

 

En algunos hospitales no hay más muertes por Covid-19 desde hace un mes

 

La autonomía de pensamiento y una buena dosis de valor y responsabilidad, unida a mucha competencia en un mar de mediocridad, lleva hoy a algunos centros médicos a contar su terapia de éxito contra el Covid-19: la seroterapia. Sí, porque en algunos hospitales no se han registrado muertes desde hace un mes por el Covid-19 y el Coronavirus desaparece después de un tratamiento que oscila entre 2 a 48 horas, eliminando cualquier rastro de síntomas. Vaya, ahora se preguntarán, ¿por qué no lo dicen en la tele y no se oye hablar de ello?

 

"No hemos tenido una muerte en un mes. Los datos son maravillosos. La terapia funciona pero nadie lo sabe", cuenta entusiasta pero con una vena de sarcasmo Giuseppe De Donno, director de Neumología y Terapia intensiva respiratoria del Carlo Poma de Mantua. En efecto, en este extraño cortocircuito entre ciencia, política e información sucede otra cosa. "Todos los días en la televisión ", dice De Donno, "escuchamos a quien decía que el Coronavirus no podía llegar a Italia o se hablaba de que era una simple gripe o que solo afectaba a los ancianos. Los únicos que entienden algo de lo que está sucediendo, trabajan desde el primer día de la epidemia y no tienen tiempo para ir a la televisión. Inventaron esta fantástica terapia, pero por desgracia el espacio que han tenido hasta ahora en los medios es escaso".

 

De Donno afirma que: "Me emociona ver a la gente recuperarse tan rápido. Es el único tratamiento racional, bioquímico e inmunológico para el coronavirus que hay en este momento. No habrá fármaco más eficaz que el plasma. Es como una “vara mágica”, solo se utilizan inmunoglobulinas específicas contra el coronavirus. Pero se debe utilizar en una fase temprana. Si esperamos que el paciente esté moribundo, se comete un gran error y allí solo nos queda llamar al sacerdote ¡eso es todo! Pero es el mismo discurso de la aspirina en la prevención del infarto: si la usas en una persona que ya tiene cardiopatía, no cuenta para nada". ¿Los límites de la terapia? Nos los explica De Donno riendo: "Es barato, es factible y también democrático. Tenemos 7 u 8 donantes todos los días".

 

Unos 80 pacientes del hospital “Carlo Poma” de Mantua han sido tratados con éxito, entre ellos una mujer embarazada llamada Pamela, que salió del Covid-19 en pocas horas. Entre los médicos curados en el hospital Carlo Poma hay varios que donan sangre, como el doctor Mauro Pagani, director de la Plasmaferesi: "Ahora estoy bien y quiero ayudar a quien lo necesita".

 

¿Cómo funciona?

"Quien dona debe estar sano, curado del Covid-19 y tener anticuerpos neutralizantes", cuenta el director de Inmuno-hematología y Medicina Transfusional: Massimo Franchini. "Se extraen 600ml de plasma, de los cuales se obtienen 2 dosis de 300 ml cada una. El protocolo incluye 3 dosis. Después de la primera administración hay un control clínico de laboratorio y en caso de no obtener respuesta, se administra por segunda vez y así sucesivamente con 48 horas de diferencia. La compatibilidad con el plasma se hace según el grupo sanguíneo". Franchini nos explica que el plasma tiene un notable nivel de seguridad viral y es un producto absolutamente seguro y riguroso, los detalles son: "Sin la vacuna, que no tenemos aún, el plasma te haría producir los anticuerpos; esto, que es una inmunoterapia pasiva, transfiere anticuerpos de la persona curada al enfermo. El paciente no produce nada y no crea nada. Pero la transfusión del plasma de una persona que sanó de este virus funciona para salvarlo".

 

Cuando le preguntamos por qué no se extiende esta información, nos explica que efectivamente en Lombardía se está adoptando. Entre Mantua y el policlínico “San Mateo” de Pavía ha comenzado la experimentación sobre un núcleo de 45 personas, todas curadas con éxito.

 

Quien ciertamente no tiene tiempo para las pasarelas de televisión es el Director del Servicio de Inmuno-hematología y Medicina Transfusional del policlínico San Mateo de Pavia, Cesare Perotti, que ha desarrollado el protocolo y el estudio sobre la sangre y se llama "plasma hiperinmune".

 

¿Pero es una intervención empírica?

Perotti: "Aquí de empírico no hay nada, estamos haciendo lo que se hace en situaciones de grandes epidemias. Hay una validación de la terapia con el plasma hiperinmune que no tiene comparación, hasta ahora, con ninguna terapia en el mundo. Puedo decirle que en este momento es el plasma más seguro del mundo, porque la legislación italiana tiene normas estrictas que no existen en Europa ni en ningún otro país del mundo, ni siquiera en los Estados Unidos. No solo tenemos pruebas obligatorias de plasma para ser transfundidos, sino que tenemos pruebas adicionales y el título neutralizante de anticuerpos que es algo que solo hacemos en el hospital de Pavia. Ni siquiera los americanos son capaces de hacerlo en este momento.

 

Sabemos el poder, la capacidad que cada plasma acumulado tiene para matar el virus. Cada plasma se hace de manera diferente porque cada paciente es diferente, pero podemos saber cuál usar para cada caso específico".

 

¿Qué instrumento importante se utilizará en caso de que, una vez superada la cuarentena, se repita una situación de contagio?

 

Perotti: "Estamos acumulando plasma para el caso que se produzca una eventual segunda oleada de contagios. Es una terapia para quien está enfermo hoy. ¡Bienvenida sea la vacuna, pero mientras la esperamos, este protocolo sí funciona! El estudio ha sido convalidado. Todo lo que te han dicho, que sales en 48 horas, es verdad".

 

Por supuesto todavía no hay miles de personas donde se haya probado, pero la seroterapia es una cura moderna utilizada desde 1880.

 

 

Tomado de

infosannio.com

 

 

NOTA EDITORIAL: Hemos tomado y traducido este artículo de la página infosannio.com

Desde nuestro Portal hacemos un llamado a los médicos peruanos para que estudien este tratamiento para su posible aplicación.

Si desean más información sobre la terapia de plasma, pueden entrar a la referida página web.

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo