Dientes de leche y células madre

Cuerpo

 

 

Los dientes de leche no solo son dientes de transición, su poder reside en su gran fuente de células madre.

 

La pulpa del diente contiene células madre que están bien protegidas en un lugar estéril. Estas son las mismas células que en la actualidad se conservan con el cordón umbilical de los recién nacidos. 

 

El Dr. Songtao Shi, investigador del Nacional Institute of Health (NIH) de Estados Unidos, descubrió que los dientes de leche contienen células madre, por lo que su almacenamiento podría significar un seguro de salud en el caso de que nuestros hijos contraigan una enfermedad grave en el futuro.

 

En el 2003, el Dr. Shi experimentó con los dientes de leche de su hija de seis años logrando aislar y reproducir estas poderosas células para preservarlas y, en el futuro, hacer uso de su potencial regenerativo.

 

Las células madre son las células que forman los tejidos y órganos del cuerpo como el corazón, hígado, cerebro y la piel. Las células madre que se encuentran en la pulpa dental poseen un potencial enorme para el tratamiento de nuevas enfermedades. Existen múltiples investigaciones para diferentes tratamientos como desórdenes degenerativos neuronales, enfermedades crónicas del corazón y medicina regenerativa dental.

 

 

Muchos centros de investigación de células madre, consideran que los dientes de leche poseen un gran poder.

 

Cabe mencionar que las células madre dentales pueden usarse tanto para el propietario del diente como para sus familiares; estas células son capaces de generar insulina y debido a ello, ya existe un gran número de centros de investigación.

 

Las células madre dentales sirven para la regeneración de músculo, piel, cartílago, hueso, hígado, dientes, células beta (diabetes), tejido nervioso, tejido adiposo (grasa), tejido cardíaco, entre otros. Mientras que las células madre del cordón umbilical se utilizan para regenerar exclusivamente enfermedades de tipo sanguíneo como leucemia, linfomas, anemias, entre otras.

 

La difusión de la preservación de las células madre extraídas del cordón umbilical minutos después del nacimiento de un bebé ya era conocida desde el éxito logrado en Francia en 1998, pero la garantía de salud que supone la conservación de los dientes de leche recién comienza a expandirse.

 

¿Imaginan la cantidad de células madre que podrían conservarse si guardamos los dientes de leche? ¿Imaginan la cantidad de vidas que podrían salvarse en el futuro? Compartan esta valiosa información con sus amigos y familiares.

 

 

Fuente: https://goo.gl/GGmwTK

Califícalo

/ 3
Compártelo

Compártelo