ESTUDIO REVELA QUE LA VITAMINA D NO DISMINUYE LA INCIDENCIA DE ATAQUES CARDÍACOS

Cuerpo

 

 

Si bien investigaciones anteriores sugerían una relación entre los bajos niveles de vitamina D en la sangre y un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, un nuevo estudio de la Universidad del Estado de Michigan ha descubierto que tomar suplementos de vitamina D no reduce ese riesgo.

 

El estudio a gran escala, publicado en el Journal of American Medical Association Cardiology, descubrió que los suplementos de vitamina D no disminuyeron la incidencia de ataques cardíacos, accidentes cerebrovasculares u otros eventos cardiovasculares adversos importantes. Su hallazgo fue consistente tanto para hombres como para mujeres y para pacientes de diferentes edades.

 

Muchos estudios anteriores relacionaban una asociación de niveles bajos de vitamina D en la sangre y un mayor riesgo de enfermedad cardiovascular, lo que sugería que los suplementos de vitamina D podrían reducir ese riesgo.

 

El Dr. Mahmoud Barbarawi, residente jefe del departamento de medicina interna del Centro Médico Hurley de la Universidad Estatal de Michigan, Estados Unidos, dirigió a un equipo de investigadores y revisó los datos de 21 ensayos clínicos, incluidos más de 83,000 pacientes. A la mitad de ellos se les administraron suplementos de vitamina D, y a la mitad restante se les administraron placebos. El metanálisis (conjunto de herramientas estadísticas que son útiles para sintetizar los datos de una serie de estudios) de los datos no mostró diferencias en la incidencia de eventos cardiovasculares o en todas las causas de muerte entre los dos grupos.

 

La vitamina D, es conocida también como la vitamina del sol, ya que la piel humana produce vitamina D cuando se expone a él. Por lo tanto, aquellos que viven más lejos del ecuador tienden a tener niveles más bajos de vitamina D en la sangre.

 

Sobre algunos estudios que encontraron una relación entre los niveles bajos de vitamina y un mayor riesgo de eventos cardiovasculares adversos, el estudio del Dr. Barbarawi, sugiere que otros factores, como la actividad física al aire libre y el estado nutricional, podrían explicar la asociación.

 

"Las personas pueden hacer cambios en su estilo de vida para reducir el riesgo cardiovascular: hacer ejercicio con regularidad, alimentarse de forma saludable, dejar de fumar y controlar la hipertensión (presión arterial alta) y la diabetes. Pero no se recomienda administrar complementos de vitamina D con el objetivo de reducir el riesgo cardiovascular", indicó Barbarawi, y añadió que a los investigadores les sorprendió descubrir que los complementos de vitamina D no parecían tener ningún efecto en los problemas cardiacos importantes, el ACV, ni la muerte. Sin embargo, también afirmó que si las personas tienen una deficiencia de vitamina D, es importante tratarla, sobre todo para la salud de los huesos.

 

Los hallazgos de este estudio aparecen en la edición en línea del 19 de junio de la revista JAMA Cardiology. El Dr. Arshed Quyyumi, coautor de un editorial publicado junto con el estudio, se mostró de acuerdo en que todo el que tenga una deficiencia de vitamina D debe tomar un complemento para prevenir los problemas relacionados con los huesos. Quyyumi también afirmó que no parece haber un motivo para tomar complementos de vitamina D con el objetivo de prevenir la enfermedad cardiovascular. Dijo que es probable que otros factores expliquen el vínculo entre la enfermedad cardiaca y los niveles de vitamina D.

 

Ambos expertos señalaron que sería útil realizar más estudios, sobre todo en personas que tengan una deficiencia de vitamina D. Barbarawi dijo que también sería beneficioso contar con estudios más amplios que observen específicamente cómo afectan los distintos niveles de la vitamina D a las personas según la raza, el sexo y la etnia.

 

Como resultado, ambos expertos sugieren que los médicos y los pacientes piensen bien antes de tomar la vitamina para minimizar las posibilidades de un ataque cardíaco u otros problemas cardiovasculares.

 

En síntesis, en este metanálisis actualizado, la suplementación con vitamina D no se asoció con la reducción de eventos cardiovasculares adversos importantes, (infarto de miocardio, accidente cerebrovascular, mortalidad por ECV) o mortalidad por todas las causas. Los hallazgos sugieren que la suplementación de vitamina D no otorga protección cardiovascular y no está indicada para este propósito.

 

Fuentes de información: jamanetwork.com/journals/jamacardiology/article-abstract/2735646

HealthDay.com

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo