EL CHAKRA DE LA GARGANTA: EL PODER DE NUESTRAS PALABRAS

Mente
Milagros Vinces Waltersdorfer
Terapista Holística PERÚ

 

 

 

A mi consulta vienen muchas personas con la misma pregunta: ¿Por qué, si pido al cielo o al universo con tanto fervor, no se cumplen mis peticiones? Entre las muchas respuestas que podría tener a esta interrogante, quizás la más sencilla y real, es que no sabemos pedir, o que nuestro chakra de la garganta, que se encarga de la comunicación en todos los niveles, está bloqueado o no vibra con la suficiente energía como para poder hacer cambios al comunicar nuestras necesidades.

 

El chakra de la garganta brilla en color celeste, está alineado con la columna vertebral, es uno de los tres chakras superiores junto al chakra del tercer ojo y al chakra de la corona, en estos se mueve la energía más sutil y etérea. Físicamente, está ligado al funcionamiento de las vías respiratorias superiores, de la parte superior de los pulmones y con la glándula Tiroides.

 

Energéticamente, se encarga de la comunicación. De la palabra: la herramienta más poderosa que tenemos. La palabra es la manifestación en este plano, de la vibración de nuestros pensamientos.

 

Cuando nuestro chakra de la garganta esta saludable, las palabras que pronunciamos siempre son las apropiadas, las expresiones siempre son las correctas y más aún, llegan como una vibración positiva al universo, y este nos contesta con el mismo positivismo.

 

Hace mucho tiempo, encontré en un libro un ejemplo muy claro sobre el funcionamiento de las palabras, su poder y repercusión en nuestras vidas, así como la actitud que tenemos frente a un pedido que hacemos de corazón. No recuerdo el autor del libro, pero recuerdo hasta hoy lo que leí: “Imagina que entras a un restaurante, te sientas y cuando viene el mesero le pides que te traiga algo de comer. Como tu orden no es clara, el mesero con mucha seguridad te traerá algo que le han devuelto de otra mesa, o que está en oferta, lo que es más fácil y rápido de alcanzarte, o quizás lo que más le gusta a él, pero hay una gran posibilidad de que lo que te traiga no te guste. Lo comas o no, tendrás que pagarlo porque fue lo que ordenaste: algo de comer. Esto es lo que sucede cuando no sabemos cómo pedir. Totalmente distinto es llegar al mismo restaurante, sentarte y pedir con detalle lo que te gusta y cómo lo quieres. Cuando haces eso, no tienes dudas de qué será lo que vas a recibir, y también tendrás la seguridad de que puedes devolver el pedido si no te traen exactamente como lo solicitaste y sobre todo, esta situación te otorga paz y tranquilidad porque no necesitas estar pendiente de tu orden, y por tanto, puedes disfrutar de la velada con los amigos, la familia o contigo. Esa velada, es la vida misma. La que debes disfrutar mientras esperas con seguridad ese pedido.”

 

Bendiciones para todos…

 

Si deseas una cita para una terapia de Limpieza de Aura, Alineamiento de chakras, Corte de Lazos Karmicos o Liberación emocional con imanes, llámame o escríbeme por los siguientes medios:

 

 

Facebook: Sacred You - Terapistas Holísticos

Teléfono: 936 018 127

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo