EL CALOSTRO, EL PRIMER ALIMENTO DEL BEBÉ

Nutrición
Dr. José Luis Pérez-Albela
Médico cirujano
Médico naturista

 

 

Conversando con mi amigo y colega, el Dr. Jorge Calderón Cornejo, ginecólogo e impulsor del parto vertical en nuestro país (al cual consideramos un parto ideal y respetuoso) y sobre la importancia de las primeras horas del recién nacido y la madre, nos dice: “ El bebé nace libre de bacterias, por lo tanto, desde el primer contacto con su madre ¡piel a piel!, sin interferencias, en su piel va instalándose la primera barrera de defensa adquirida gracias a su progenitora, y luego al realizar la primera succión del pezón, ingerirá el calostro, que no es leche sino un líquido espeso y amarillento “ORO LIQUIDO” que contiene muchas variedades de bacterias similares a las intestinales de la madre que van a recubrir todo su aparato digestivo.

 

Gracias a ese primer alimento se crea su microbiota (la antes llamada flora intestinal), que es un conjunto de bacterias benéficas que lo defenderán de otras bacterias patógenas; al mismo tiempo recibe por el calostro anticuerpos y células de defensa con la memoria de todas las enfermedades infecciosas que ha tenido la madre, es decir, es como si ingiriera una “supervacuna” (un botiquín natural) y una serie concentrada de nutrientes proteínas, carbohidratos, grasas, vitaminas, minerales y otros elementos necesarios para sobrevivir en esta primera etapa de la vida, es decir, un superalimento que constituye la lonchera natural del neonato.

 

Las cesáreas innecesarias no permiten ese contacto y amamantamiento precoz, porque se tienen que esperar horas, incluso un día para este acercamiento. Recordemos que no hay sustitutos de la leche materna pues este es un líquido vivo y el que la naturaleza a puesto a disposición del recién nacido, es gratis, a una temperatura ideal y con un altísimo valor nutricional”.

 

 

Si desean contactarse con el Dr. Calderón pueden hacerlo a través de su correo: jorgecalderon1804@yahoo.com

Califícalo

/ 3
Compártelo

Compártelo