INTOLERANCIA ALIMENTARIA

Nutrición

 

 

 

 

Mariana Matallana

Nutricionista Dietista

PERÚ

 

Los síntomas de intolerancia o sensibilidad alimentaria son cada vez más frecuentes. Normalmente, suelen confundirse con los de las alergias alimentarias; sin embargo, estas tienen una respuesta rápida e inmediata en el cuerpo, además pueden ser muy peligrosas, pero afortunadamente son fáciles de identificar porque se presentan síntomas visibles como inflamación, picazón, enrojecimiento, dificultad para respirar, entre otros.

 

A diferencia de las alergias, la intolerancia a los alimentos tiene una respuesta lenta en el organismo y sus principales síntomas son los gastrointestinales; sin embargo, también está relacionada con la falta de concentración, migrañas, retención de líquidos, mal humor, dermatitis, dificultad para perder peso, entre otros.

 

La intolerancia más común es a la lactosa y al gluten, pero en realidad, uno puede ser intolerante a cualquier alimento: palta, salmón, ajonjolí, espinaca, pimiento, piña, zanahoria, entre otros.

 

Esto explica por qué a algunas personas les va muy bien comiendo ciertos alimentos, e incluso logran bajar de peso y grasa corporal; mientras otras que comen lo mismo, no logran disminuir estos indicadores y además presentan síntomas recurrentes.

 

Básicamente, cuando comemos un alimento al que somos intolerantes, el organismo lo identifica como extraño y presenta dificultad para digerirlo, por lo cual se genera una respuesta del sistema inmunológico que causa inflamación. Si esta respuesta se da un día, probablemente no cause síntomas, pero si uno come los mismos alimentos a los que es intolerante todos los días, se desencadenará una inflamación crónica a nivel intestinal. Además, al pasar los días, el intestino se mantendrá inflamado y no podrá laborar de forma efectiva y generará una mala digestión de los alimentos, que tendrá como consecuencia los famosos síntomas gastrointestinales como gases, indigestión, acidez, pesadez, estreñimiento, entre otros.

 

Las recomendaciones para identificar una intolerancia alimentaria se basan en llevar una agenda o calendario de alimentos y síntomas. En esa agenda se debe anotar lo que se come cada día y el síntoma que se presenta. Así, se pueden ir identificando los alimentos a los que el cuerpo está reaccionando. Otra idea es no repetir los mismos alimentos todos los días, sino alternarlos cada tres días; de esta manera, un día se desayuna un pan integral; al día siguiente, una galleta de arroz; otro día, avena; y recién el cuarto día se vuelve a incluir el pan de trigo integral. Así se evitará la inflamación crónica que puede causar un mismo alimento.

 

Finalmente, la opción más precisa para detectar a qué alimentos son intolerantes es realizarse una prueba de intolerancia a los alimentos; los resultados determinarán qué alimentos pueden comer sin problemas y cuáles deben evitar para que su cuerpo se mantenga sano y funcionando en óptimas condiciones.

 

 

 

 

 

 

Mariana Matallana

Nutricionista Dietista

Facebook: https://www.facebook.com/marianamnutricionista/timeline

 

 

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo