LAS PROTEÍNAS DEL FUTURO TRAS LA PANDEMIA

Nutrición

 

La grave crisis que estamos viviendo actualmente, producto de la pandemia ocasionada por el COVID-19, ha traído un sinnúmero de cambios en la normalidad de las vidas de las personas, que van desde cambios en las rutinas diarias, cambios en las actividades laborales, hasta cambios en la alimentación.

 

Específicamente en cuanto a los cambios de las rutinas alimentarias de las personas, sin duda alguna, lo mismos están enfocándose hacia aquellos que van dirigidos a lo saludable y que refuercen el sistema inmunitario, a la par que contribuyan con la protección del medio ambiente; por lo que las industrias alimentarias deberán readaptar sus producciones, a alimentos que proporcionen seguridad y confianza al consumidor, ya que los consumidores cada vez más están optando por elegir aquellos alimentos que les brinden la posibilidad de fortalecer su sistema inmunológico para evitar que el virus pueda afectarlos.  

 

Esos alimentos que ahora el consumidor está buscando más, son aquellos que impactan su salud, que ayudan a reforzar el sistema inmunológico y a la vez que contribuyan con el medio ambiente, los cuales son básicamente todos aquellos alimentos ricos en vitaminas y minerales, como las frutas, verduras, cereales, tubérculos, raíces y en especial las legumbres.

 

Específicamente las legumbres, han tenido un repunte importante de popularidad en los últimos años, que se ha visto acrecentado más aún en esta época de pandemia, con estadísticas de alta demanda en algunos países sobre todo de América Latina y el Caribe. La razón gira en torno a que son un alimento que tienen altos contenidos nutricionales, pues tienen muchos nutrientes como vitaminas y minerales esenciales como el calcio, potasio, ácido fólico, zinc, hierro y magnesio; son bajos en grasas y tienen un alto contenido de fibras, carbohidratos y proteínas de alta calidad que proporcionan sensación de saciedad, que es muy valioso a la hora de combatir la obesidad y la hambruna en el mundo; aparte de ser accesibles al bolsillo.

 

Varios estudios han asegurado que su consumo mejora la salud en general, fortalece el organismo, mejora la salud intestinal, y que gracias a su aporte proteico, sus vitaminas, antioxidantes, y su alto contenido de fibra, ayudan a reducir los riesgos de cáncer, diabetes, enfermedades cardiovasculares y la obesidad, recomendándose su consumo, de 2 a 3 veces a la semana.    

 

Aunado a sus aportes nutricionales casi milagrosos, es importante resaltar que la producción de legumbres tiene una baja emisión de dióxido de carbono, pues sus plantaciones extraen nitrógeno del aire fijándolo al suelo, lo que hace que se requieran menos fertilizantes, conformando un sistema alimentario sostenible.

 

Así pues, vemos que con ocasión de la pandemia desatada en el 2020, se ha evidenciado una elevación en la conciencia social sobre el grave daño que el ser humano está ocasionándole al planeta y la necesidad de llevar una vida saludable con el menor impacto ambiental, por lo que no cabe duda que el consumo de alimentos va a ir cada vez más en tendencia a escoger aquellos que menos impacto generen en el medio ambiente, y que a su vez proporcionen los beneficios esperados en la salud, y sin duda alguna, las legumbres son el alimento por excelencia que cumple a cabalidad con esas exigencias, por lo que las mismas, son la mejor opción de fuente proteica del futuro.

 

 

Fuentes de información:

elmostrador.cl

alimentacion.enfasis.com

millerspanish.com

 

24/09/2020

Califícalo

/ 4
Compártelo

Compártelo