33 REGLAS DE ORO

Cuerpo

 

 

1. Dieta macrobiótica. La dieta macrobiótica es un estilo de vida creado por George Oshawa. Se basa en el equilibrio de las fuerzas de la naturaleza (yin y yang) y, para ello, propone una serie de prácticas basadas en una alimentación con cereales integrales (arroz integral, cebada y maíz) como alimento principal, complementada con vegetales y frutas de la estación, con ejercicios como el aikido, tai chi y yoga, y con la meditación contemplativa.

 

2. Hidroterapia. Utiliza las características químicas, mecánicas y térmicas (almacenar y transmitir estímulos térmicos: frío-calor) del agua para generar, de forma local o general, una serie de reacciones en el organismo que pueden ser aprovechadas para el tratamiento y/o prevención de diferentes enfermedades. Cualquier estimulo térmico sobre la piel crea una respuesta local en la circulación sanguínea superficial, y repercute, a través del sistema nervioso, en una respuesta más profunda de músculos, vísceras y circulación en todo el cuerpo. Dentro de la hidroterapia tenemos el hidromasaje, los baños con chorros de agua a presión, de vapor y de asiento, entre otros.

 

3. Acupuntura. Es una técnica originaria de la medicina tradicional china que consiste en insertar agujas muy delgadas en puntos específicos del cuerpo para regular el flujo de energía a lo largo de las vías que existen por todo el cuerpo con la finalidad de equilibrar nuestra fuerza vital o chi. Esta técnica incluye el calor o una corriente eléctrica débil. El éxito de la acupuntura no solo se debe a que calma el dolor, sino también a que puede curar enfermedades como el asma, los dolores de cabeza, los cólicos menstruales y los problemas de las articulaciones y los músculos.

 

4. Imposición de manos. Es quizás el método de curación alternativa más antiguo, conocido y popular. La imposición de manos facilita la transmisión de la energía universal de un individuo a otro. Su aplicación va más allá del cuerpo y la mente, interviene en todos los planos sutiles buscando sanar el espíritu doliente de la persona. Existen muchas técnicas de imposición de manos (hindú, china, japonesa, cristiana, etc.). Todas ellas invocan la asistencia de seres de planos más elevados o la presencia de Dios, según la religión o creencia.

 

5. Reiki. Es una palabra de origen japonés compuesta por dos vocablos: Rei, que significa “universal”, y Ki, que significa “energía”. Reiki se entiende como “fuerza vital”. Esta definición fue acuñada por Mikao Usui, quien redescubrió un antiguo arte japonés de sanación mantenido en secreto por los monjes del monte Kurama. El terapeuta, al practicar el reiki, se convierte en un canal mediante el cual absorbe la energía universal y la transmite al paciente sin perder un ápice de la propia. La manera en que una persona adquiere la facultad de transmitir esta energía es según la técnica utilizada y a través de un ritual que el maestro ejecuta. Quienes quieran aprender a hacer sanaciones a través de la energía, deberán primero conocerla, sentirla, saber notar las diferencias en su emisión para realizar un diagnóstico correcto y luego alcanzar, mediante la meditación, un alto grado de concentración a fin de emitirla o servir como canal para que pueda fluir y sanar al paciente.

 

6. Sanación Pránica. Se basa en la utilización del “prana” o energía vital. Cuando el cuerpo está enfermo, la fuerza de vida y el campo energético del cuerpo están afectados. Con sanación pránica se pueden limpiar el aura y los chakras de la persona, luego de lo cual el cuerpo energético se recarga y fortalece. El cuerpo físico, mental y emocional recobran su vitalidad. Como arte y como ciencia, la sanación pránica fue ampliamente practicada en las antiguas civilizaciones de China, Egipto e India, y redescubierta por el maestro chino-filipino Choa Kok Sui.o.

 

7. Quiropraxia. Esta técnica patrocina la visión holística del cuerpo humano, ya que busca el restablecimiento de la salud mediante la manipulación de ciertas estructuras orgánicas, especialmente de la columna vertebral. Este sistema terapéutico está basado en cierta teoría científica que afirma que muchas de las enfermedades que nos aquejan son consecuencia de trastornos y de la inervación de los tejidos. La curación puede obtenerse mediante una buena manipulación de las estructuras del cuerpo, habida cuenta de que todo el organismo está cubierto por una densa red de fibras nerviosas que parten del cerebro y de la médula espinal, y que constituyen los nervios craneales y los espinales.

 

8. Osteopatía. Es una terapia manipulativa que reconoce la importancia de la alineación de las articulaciones en la salud del sistema nervioso central. La fuerza vital está asociada al flujo de impulsos nerviosos, y una articulación mal alineada (cualquiera fuera) interfiere con este flujo. La unidad fundamental de perturbación se denomina subluxación, donde la función del nervio está comprometida por la presión ejercida por los huesos mal alineados. Una consecuencia es que todas las articulaciones del cuerpo participan en los flujos de energía esenciales para la vida, y que la alineación depende tanto de los tejidos duros (huesos) como de la formación de los tejidos blandos circundantes (ligamentos y tendones).

 

9. Cromoterapia. Se trata de un método de armonización que ayuda a curar, de forma natural, ciertas enfermedades por medio de los colores que aparecen en el arco iris. Estos corresponden a vibraciones que tienen velocidades, longitudes y ritmos de ondas diferentes, y que ejercen una influencia física, psíquica y emocional, de lo cual la ciencia aún no es consciente. A partir de este principio, la utilización del color se consideró un remedio eficaz para la curación de múltiples enfermedades, también como elemento antidepresivo, estimulante y regenerativo.

 

10. Terapia floral. Son remedios a base de esencias florales que entran en contacto con el campo energético emocional y mental del paciente dirigiéndose a los chakras. El auge actual de las terapias florales lo debemos a los descubrimientos del doctor Edward Bach, y también a que la OMS, desde 1976, ha reconocido estas terapias como un sistema muy útil, sencillo y económico que puede utilizarse en forma eficaz, fácil y segura, sin ocasionar efectos secundarios, desagradables y/o tóxicos.

 

11. Fitoterapia. Es el arte y la ciencia de restaurar la salud mediante el uso racional de sustancias complejas activas de origen vegetal. Su finalidad consiste en estimular los procesos fisiológicos del organismo. Se ha demostrado que los remedios elaborados con plantas enteras son fácilmente asimilables por el organismo y se encuentran libres de efectos secundarios. La acción de las plantas medicinales depende de la presencia de compuestos que pueden ser alcaloides, flavonósidos, heterósidos fenólicos sulfurados y simples, taninos, etc. Existen varias formas de extraer sus compuestos activos y diversas formas de tomarlas, según las enfermedades.

 

12. Musicoterapia. Hace uso de sonidos, notas musicales y estructuras rítmicas para conseguir diferentes resultados terapéuticos directos e indirectos, psicomotrices, orgánicos y energéticos. Dentro del marco general de la musicoterapia existen muchas tendencias, escuelas y aplicaciones. Existe, por ejemplo, la musicoterapia ambiental, encargada de diseñar espacios sonoros amables, acogedores y tranquilizantes en salas de hospitales y lugares de concentración pública. Asimismo, existe un tipo de música para tratar cada enfermedad.

 

13. Frutoterapia. Es una técnica terapéutica basada en el estudio de las sustancias nutricionales y medicinales de los frutos de la tierra: vitaminas, sales minerales, oligoelementos, enzimas, azúcares, etc., que ayudan a metabolizar las grasas y las proteínas, además de actuar sobre los órganos afectados por enfermedades.

 

14. Terapia del yoga. Los beneficios psicofísicos y energéticos de las técnicas del Yoga están confirmados no solo por la experiencia individual y milenaria, sino por estudios científicos que destacan sus propiedades preventivas y curativas en pacientes con anemia, ansiedad, estrés, asma, diabetes, gastritis, úlcera, estreñimiento, cáncer de mama, hipertensión, entre otros. El Yoga, como técnica de rehabilitación y de recuperación efectiva, ayuda a romper el círculo vicioso dolor - tensión - miedo - dolor, asociado con las enfermedades crónicas. Enseña a aceptar la realidad y comprender la enfermedad. El Yoga es la ciencia de la vida que investiga y experimenta, de manera consciente y objetiva, el aquí y el ahora.

 

15. Terapia del perdón. AL considerar el perdón como una virtud, se sabe entonces que no se trata de un acto o fenómeno aislado sino, por el contrario, de un logro convertido en meta, que llega después de involucrarse y disponer de emociones y pensamientos que laboran a favor de obtener un bien o beneficio emocional y terapéutico. El beneficio principal es que sana a aquel que perdona. Perdonar las ofensas que nos causaron definitivamente tiene un gran poder curativo, y perdonarse a uno mismo -lo que es mucho más difícil- permite liberarnos de un pasado traumático.

 

16. Ayunoterapia. EI destacado doctor Pablo Saz, médico hidrólogo y naturista español, es un gran impulsador de este método como terapia. Él afirma que el ayuno es un regulador del sistema inmunológico: produce modificaciones hormonales que influyen en el sistema defensor, aumenta los corticoides, la adrenalina y algunos tipos de glóbulos blancos. También estimula los mecanismos de desintoxicación del hígado. La fuerza de voluntad, la autoconfianza y la estabilidad psicológica aumentan con el ayuno. Asimismo, los cambios que se producen por la presencia de acetona en la sangre actúan sobre el cerebro y producen la activación de mecanismos auto reguladores de equilibrio u homeostasis, que estimulan la capacidad curativa del organismo.

 

17. Magnesioterapia. Existen más de mil investigaciones científicas clínicas acerca de las terapias a base de magnesio en todo el mundo. La información al respecto está disponible para los médicos y para el público en general en las páginas de nuestra revista y en www.infomangesio.com. Realmente no es una exageración decir que se lograrían curaciones sorprendentes en la medicina si se abordara la deficiencia de magnesio en las personas en lugar de ignorarla.

 

18. Armonización de Chakras. La terapia de armonización energética de los chakras consiste en la canalización de la energía universal para armonizar el cuerpo, la mente y el espíritu, creando salud y equilibrio. Su uso puede ser específico, para dolencias puntuales o en general para crearnos armonía. Esta terapia elimina tensiones, mejora nuestro funcionamiento fisiológico y nuestro rendimiento, acelerando nuestra natural capacidad para sanar. Produce equilibrio y bienestar interno y externo, aumenta nuestra claridad mental, favorece una actitud positiva y mejora sensiblemente las relaciones humanas.

 

19. Cuencos Tibetanos. La terapia aplicada con los cuencos tibetanos tiene un efecto curativo muy potente además de ser de gran belleza. Es un masaje sonoro realizado con cuencos tibetanos, instrumentos metálicos que han sido creados con conciencia e intención para ser utilizados como guías en ritos ceremoniales, viajes astrales, el despertar de la conciencia y en la curación de enfermedades tanto a nivel físico, psíquico, mental, emocional y espiritual. Las personas que han experimentado un masaje sónico con cuencos tibetanos manifiestan grandes cambios, mayor concentración y claridad mental, aumento de la creatividad y una gran sensación de paz.

 

20. Chi Kung. También llamado Qi Gong, que significa control de la energía. Su práctica se basa en los principios de control del movimiento, de la respiración y del pensamiento. La práctica del Chi kung relaja el cuerpo, ya que sus movimientos son lentos, distendidos y ágiles. Es la gimnasia energética para la salud y la longevidad. El relajamiento, la quietud y la respiración durante el ejercicio, contribuyen al descanso, recuperación y regulación del organismo. También disminuye el consumo de energía y fortalece la resistencia.

 

21. Reflexoterapia. Es una técnica muy antigua que empleaban los chinos, los egipcios y los hindúes. La reflexología consiste en atenuar o activar las funciones de nuestro organismo por medio de la aplicación de presiones digitales en puntos concretos que se encuentran en los pies. Estos puntos son conocidos como zonas reflejas, que también los encontramos en las manos, en las orejas y en la nariz. Puede ayudarnos a restablecer la salud, sin interferir con otras terapias o tratamientos.

 

22. Baño de hipertermia. Es un método en donde se induce al organismo a una "fiebre artificial” mediante el estímulo del agua caliente. El baño de hipertermia es un método natural para el tratamiento y prevención de diversas enfermedades tanto infecciosas como inflamatorias, y por sus excelentes cualidades se utiliza también para procesos de rehabilitación de la persona enferma. Con la fiebre también se estimulan otros procesos de desintoxicación, así como el aumento de la oxigenación de los tejidos. El baño de hipertermia puede ser aplicado a personas mayores y jóvenes y sirve de alivio para enfermedades agudas y crónicas.

 

23. Aromaterapia. Es el uso de aceites esenciales para la relajación, la curación, el culto y la oración. Los aromas constituyen un poderoso aliento para elevar la espiritualidad, agudizar el conocimiento psíquico, estimular los recuerdos del pasado y favorecer un descanso reparador. El arte de los aromas se usa terapéuticamente para un tratamiento natural y es un complemento importante para ayudar a restablecer nuestro equilibrio y armonía.

 

24. Geoterapia. Hace uso de la arcilla y el barro para mejorar la salud en numerosas enfermedades. La arcilla, cuyo uso terapéutico se remonta a los albores de la humanidad, posee diversas propiedades, entre las cuales destaca su capacidad refrescante, an-tiinflamatoria y cicatrizante. Puede administrarse tanto por vía interna oralmente, o por vía externa mediante cataplasmas y compresas. Actualmente las propiedades terapéuticas de la arcilla han quedado demostradas. La medicina alopática oficial la considera eficaz en ciertos tratamientos, especialmente en afecciones reumáticas y articulares.

 

25. Shiatsu Zen. El maestro Shizuto Masunaga fue quien inició la escuela Zen de Shiatsu en Japón. Su técnica se basa en la recuperación de los conceptos tradicionales de la medicina china incorporando nociones psicológicas a la teoría de los 5 elementos. Desde su origen, el Shiatsu Zen se distinguió de otras terapias corporales como una forma de tratamiento médico e intervención preventiva para diversos problemas de salud. La base de la terapia son los meridianos o canales de energía, y se considera que las enfermedades ocurren por un bloqueo de la energía en el cuerpo. El Shiatsu Zen trata de recuperar el balance y el flujo adecuado de esta energía. Sus efectos y posibilidades de aplicación abarcan la esfera física así como la emocional de la vida de las personas.

 

26. Masaje Chino. Llamado tui-na, se basa en la teoría de la medicina tradicional china, y el flujo de energía a través de los meridianos que utiliza también la acupuntura. Mediante el masaje y técnicas de manipulación en estos canales energéticos, se intenta establecer un flujo de Qi más equilibrado y armonioso, que promueva la salud y la curación de enfermedades. El tui-na viene bien en el tratamiento de trastornos músculo-esqueléticos especí-ficos y trastornos del sistema digestivo, respiratorio o inmunitario debidos a un estrés crónico.

 

27. Ayurveda. Es una antigua práctica medicinal hindú que com-prende una gama de tratamientos que incluyen hierbas medicinales, cambios en la dieta, meditación, masajes y yoga, para mantener o recuperar la salud. Hoy el Ayurveda, como práctica médica, se enseña en toda la India, en colegios y hospitales ayurvédicos. En los últimos años, se han abierto muchas escuelas ayurvédicas en dicho país. Habitualmente, en los colegios ayurvédicos se sigue un programa de cinco o seis años, y se requiere el grado de Bachiller en Ciencias para acceder a ellas. Como sistema de salud, está reconocido por la Organización Mundial de la Salud.

 

28. Terapia nutricional. Tratamiento basado en la nutrición. Incluye comprobar el estado nutricional de una persona y dar los alimentos o nutrientes apropiados para tratar afecciones como la diabetes, la cardiopatía y el cáncer. Puede abarcar cambios sencillos en el régimen alimentario de una persona, o en la alimen-tación intravenosa o con sonda. La terapia nutricional puede ayudar a que los pacientes se recuperen más rápido y pasen menos tiempo en el hospital. También se llama terapia nutricional médica.

 

29. Masoterapia. Comprende una serie de maniobras manuales pertenecientes a diferentes escuelas de masajes. Todas ellas tienen efectos relajantes para aliviar algún tipo de dolencias. En la ac-tualidad, se coincide en definir al masaje como "una combinación de movimientos técnicos manuales o maniobras realizadas armoniosa y metódicamente, con fines higiénico-preventivos y/o terapéuticos, que al ser aplicados con las manos permiten valorar el estado de los tejidos tratados". Se emplea en medicina, kinesiología, estética, deporte, etc.

 

30. Homeopatía. Es un método terapéutico que aplica clínicamente el fenómeno de similitud y que utiliza las sustancias medicinales en dosis infinitesimales. El fenómeno de la similitud es la constatación de un hecho fisiológico ya advertido por Hipócrates. Se observó que a menudo existía un paralelismo de acción entre el poder tóxico de una sustancia y su poder terapéutico. Por ejemplo, el eléboro blanco (veratrum álbum) provoca diarrea y vómitos intensos con deshidratación, pero se utilizaba, en pequeñas dosis, para tratar las epidemias de cólera asiática de aquella época. A final del siglo XVIII, el doctor Hahnemann, médico alemán, comprueba experimentalmente la tesis hipocrática, y llega a la conclusión de la necesidad de dosis débiles o infinitesimales. Confirma que “las sustancias medicamentosas son capaces de curar síntomas semejantes a los que ellas mismas pueden provocar”. Se trata de la "ley de similitud". El tratamiento clásico homeopático es aplicable sobre todo a los enfermos crónicos de cualquier edad.

 

31. Sintergética. Es una propuesta terapéutica integral que, desde una visión sistémica, fusiona las cosmovisiones médicas tradicionales con la medicina occidental, integrando su lenguaje y su praxis en un modelo coherente y unificado. Es decir, se vale de ambas medicinas para que el paciente pueda elegir la mejor y auto curarse. Toda patología o enfermedad puede ser tratada y superada desde la sintergética al lograr que el paciente vea su realidad desde otro ángulo y aproveche la oportunidad de aprender el mensaje que trae la enfermedad.

 

32. Magnetoterapia. Esta técnica consiste en aplicar campos magnéticos fijos o variables sobre una zona del cuerpo aquejada de una disfunción o traumatismo. El cuerpo utiliza el magnetismo natural para que esta terapia funcione. En los huesos hay depósitos de magnetita destinados a intensificar el campo magnético. Allí donde la retención de calcio óseo es más importante, la interacción de otro campo magnético va a modificar algunos procesos biológicos como aumentar la micro circulación local, estimular la osteogénesis y, como consecuencia de ello, mejorará y se acelerará la reparación de fracturas. También aumenta el metabolismo del calcio y la cicatrización, e induce a la relajación muscular.

 

33. Jugoterapia. Quien no consume frutas y verduras deja de apro-vechar sus importantes beneficios en el organismo como fortalecer, revitalizar, depurar y desintoxicar. La jugoterapia se origina para consumir fácilmente estos elementos naturales y beneficiarnos del increíble poder curativo de los jugos caseros, los que nos harán disfrutar al máximo de una buena salud y de un sistema inmunitario óptimo.

 

 

 

ARTÍCULO PUBLICADO EN LA EDICIÓN 5.

Califícalo

/ 5
Compártelo

Compártelo