EL APIO Y SUS PROPIEDADES DIURÉTICAS

Nutrición

 

El apio silvestre es una hortaliza muy conocida y fue cultivada por los egipcios, los griegos y los romanos. Es el precursor del apio que actualmente conocemos, aunque en épocas remotas se le consideraba una planta aromática y medicinal sin valor culinario.

El apio crece de manera natural; sus tallos son de color verdoso y su sabor amargo es bastante pronunciado. Si se cultiva, suele tomar un color blanquecino durante las últimas etapas de crecimiento, pues se cubre la planta de modo que solo las hojas reciben luz. Este tratamiento elimina el color verde y disminuye lo amargo, pero también una parte de sus vitaminas. Contiene un aceite esencial que ejerce efectos dilatadores de los vasos renales y favorece la eliminación de agua y sustancias tóxicas por la orina.

 

Aporte nutricional

  • Agua.
  • Fibra; por lo que se le conoce como “el cepillo de los intestinos”, pues barre con las impurezas que se depositan en el colon.
  • Sodio (es la hortaliza que posee mayor cantidad de este mineral), potasio y calcio (de baja absorción).
  • Betacarotenos, vitamina C y folatos.
  • Su olor característico proviene del aceite esencial, el cual contiene la mayoría de sus propiedades terapéuticas.
  • Ayuda a reducir el colesterol malo, sobre todo cuando es consumido en batidos.
  • Es un buen desinflamante por lo cual ayuda a calmar el dolor, sobre todo en enfermedades como el asma, la gota y bronquitis.
  • Es un laxante natural, pues como ya lo mencionamos antes, es como un cepillo para nuestro organismo, y esto se debe a los pelitos que tiene, pues es allí en donde se encuentra toda la fibra.
  • Por ser un alimento diurético, ayuda a la disminución del peso corporal, por eso es bueno considerarlo como una buena opción en snacks, ensaladas y batidos.

 

 Para comerlo mejor…

  • Sus tallos tiernos y crujientes pueden consumirse crudos, solos o en ensaladas junto a otros ingredientes, tras eliminar con un cuchillo los hilos.
  • También se pueden consumir cocidos o rellenos y acompañados de algún tipo de salsa.
  • Los tallos, hojas y semillas se añaden a sopas y estofados o como condimento en purés y cremas; también se pueden elaborar jugos naturales con ellos.
  • Su fruto desecado se emplea como condimento (semillas de apio). Se puede preparar sal de apio mezclándolo con sal marina y además se le puede añadir un toque de ajo en polvo.

18/01/2021

Califícalo

/ 0
Compártelo

Compártelo