LECITINA DE SOYA PROTEGE LA PIEL, EL CORAZÓN Y LA MEMORIA

Nutrición
Dr. José Luis Pérez-Albela
Médico cirujano
Médico naturista

 

 

 

Desde el punto de vista nutricional constituye un grupo de sustancias grasas denominadas fosfolípidos, básicamente fosfatidilcolina, fosfatidiletanolamina y fosfatidilinositol, que en este caso se obtiene de la semilla de soya.

 

Está presente de manera natural en nuestro organismo, es un componente estructural de las membranas de todas las células y las mayores concentraciones están en el cerebro, los tejidos nerviosos, el corazón, los riñones y glándulas de secreción interna.

 

Es esencial para la formación de tejidos nerviosos, es fundamental para el metabolismo de las grasas: se sintetiza en el hígado, pasa al intestino y se absorbe por la sangre.

 

Sirve para tratar enfermedades hepáticas como el hígado graso por su capacidad de contrarrestar la infiltración grasa del hígado, al igual que la hepatitis alcohólica, cirrosis hepática y hepatitis viral.

 

Consumir un suplemento de lecitina de soya trae los siguientes beneficios:

 

* Reduce el nivel del triglicéridos, colesterol total y colesterol LDL (colesterol malo) y aumenta el colesterol HDL (colesterol bueno) circulante.

 

* Disminuye los niveles plasmáticos elevados de homocisteína, importante factor de riesgo para desarrollar enfermedades cardiovasculares, por lo que es una buena alternativa para disminuir el riesgo de hipertensión, aterosclerosis, embolia y ataque al corazón.

 

 

APORTE NUTRICIONAL Y MEDICINAL

Colina. Junto con la lecitina mejoran la memoria, especialmente la pérdida leve asociada con la edad avanzada, porque la colina se transforma en el cerebro en un importante neurotransmisor implicado en los procesos del sueño, aprendizaje y memoria.

 

Fosfatidilcolina. Importante en la función nerviosa, propuesta como un remedio para varias enfermedades psicológicas y neurológicas como el síndrome de Tourette, la enfermedad de Alzheimer y el trastorno bipolar.

 

Fosfatidilserina. También mejora la memoria y la capacidad cognitiva; recomendable para personas con problemas de aprendizaje o de edad avanzada.

 

 

RECOMENDACIONES

Si la producción endógena es insuficiente y se debe ingerir en la alimentación o en suplementos alimenticios, usar de preferencia lecitina granulada o en cápsulas que se pueden conseguir en todas las farmacias. En el caso de la lecitina granulada, tomar una cucharada en el desayuno. Si se ingiere en cápsulas se recomienda tomar dos con el desayuno.

Califícalo

/ 3
Compártelo

Compártelo